El Comercio

Gijón, 12 jul (EFE).- La Policía Nacional ha detenido a dos jóvenes de 21 y 23 años, de nacionalidad rumana, en Gijón que estaban siendo buscados por robar 82 teléfonos móviles en una tienda de Murcia.

Según ha informado la comisaría gijonesa, ambas personas fueron localizadas este martes en uno de los controles preventivos establecidos en la ciudad para evitar la comisión de robos con fuerza.

Viajaban en un coche que no era de su propiedad y cuyo propietario había denunciado la sustracción de su documentación.

Los policías observaron a cuatro varones a bordo de vehículo que circulaban de forma continua por la zona centro observando los locales y establecimientos comerciales.

Esta actitud vigilante levantó las sospechas de los agentes que además observaron que el coche tenía una de las ventanillas fracturada, por lo que decidieron identificar a los ocupantes cuando circulaban por la calle Prendes Pando.

Las cuatro personas interceptadas manifestaron que estaban perdidas en la ciudad, porque acababan de llegar de vacaciones a Gijón desde Madrid y no conocían la dirección de las calles.

Los agentes revisaron el maletero, pero descubrieron que no portaban equipages ni tampoco tenían ninguna reserva en establecimiento de hospedaje en la región.

El coche fue inmovilizado y trasladado al depósito municipal, ya que el propietario había denunciado la sustracción de su documentación.

Dos de las cuatro personas estaban siendo buscadas por la comisaría San Andrés de Murcia por ser los autores de un robo con violencia cometido en una tienda de móviles de esa ciudad.

Según la denuncia, el día 2 de julio sustrajeron 82 teléfonos de alta gama y 392 euros de la caja registradora, tras retener y agredir a la empleada que se hallaba al frente del negocio.

Después se trasladaron a Gijón con la intención de continuar su periplo delictivo.Los detenidos tienen antecedentes por robos y falsedad documental.