El Comercio

Oviedo, 12 jul (EFE).- El concejal de Economía de Oviedo, Rubén Rosón ha presentado hoy las conclusiones del trabajo realizado por Asata para estudiar la viabilidad e implantación de un servicio de serenos en Oviedo, que contaría con una plantilla de 18 trabajadores para siete barrios y un presupuesto de 391.000 euros.

Para cubrir esas plazas tendrían prioridad los desempleados de larga duración, personas en situación de exclusión social y mayores de 45 años.

Rosón, junto al presidente de Asata, Ruperto Iglesias, ha explicado que este servicio no tiene como objetivo aumentar la vigilancia y la seguridad de la ciudad, que es competencia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, sino atacar el desempleo de Oviedo, favorecer la inserción laboral y mejorar la habitabilidad y convivencia para que la vida de los vecinos goce de ?mayor calidad?.

A su juicio, este servicio es una herramienta eficaz en la lucha contra el desempleo y para humanizar la ciudad, puesto que ayuda a tejer ?tejido comunitario? en los barrios de la ciudad.

Por su parte, Iglesias ha señalado que, dentro de su objetivo de favorecer la inserción laboral, el servicio dará prioridad a personas desempleadas de larga duración, a los mayores de 45 años y en riesgo de exclusión social.

Respecto al estudio, ha declarado que se han realizado 538 encuestas por distintas zonas de la ciudad para comprobar el grado de aceptación de los ciudadanos con la implantación del servicio de serenos y hasta dónde estarían dispuestos a asumir parte del coste, y las conclusiones sacadas son que el 82,4 por ciento califica el servicio de serenos como bueno o muy bueno y el 55 por ciento estaría dispuesto a asumir una parte del coste.

Extraídas las conclusiones, Asata y el Ayuntamiento de Oviedo han acordado que en su primer año, el 2019, el servicio de serenos contaría con 18 personas distribuidas por los barrios de La Argañosa, Oviedo Norte, Oviedo Este, Oviedo Antiguo, Oviedo Sur, Pumarín y La Corredoria, mientras que Ciudad Naranco quedaría a expensas de una futura ampliación.

Respecto a la financiación del mismo, ha apuntado que el coste total del servicio sería de 391.000 euros, de los cuales 346.000 serían derivados de gastos de personal y el resto irían destinados a gastos de material.

El primer año la financiación sería costeada íntegramente por el Ayuntamiento, mientras que en el segundo y tercer año los comercios adheridos y los vecinos asumirían el 15 y el 30 por ciento del mismo, respectivamente.

Las cuotas de los comercios para el sostenimiento serían de 15 euros mensuales, mientras que para los vecinos sería de dos euros mensuales, ha concluido.