El Comercio

Oviedo, 12 jul (EFE).- La abogada de la defensa de uno de los acusados en el juicio de la reyerta entre clanes, Alejandra Arenas, ha anunciado hoy que se ha roto el acuerdo al que habían llegado las dos defensas, la acusación particular y la Fiscalía al no haber llegado a un punto en común con la cantidad económica para la indemnización por responsabilidad civil.

En este proceso, la Fiscalía pide penas de prisión de 12 y 9 años para dos hermanos, acusados de cuatro y tres delitos de lesiones respectivamente, por una reyerta entre clanes en abril de 2016, en la que utilizaron navajas, cuchillos y palos.

Arenas ha explicado que hoy estaba señalada la vista de ratificación, para firmar el acuerdo al que habían llegado el lunes, pero que a mediados de semana rompió la acusación particular.

En declaraciones a los medios tras la vista, ha reconocido que la diferencia de dinero es "muy poca", por lo que intentará "por todos los medios" llegar a un acuerdo antes de la vista oral, fijada para los días 30 y 31 de octubre.

La letrada lleva la defensa del acusado que afronta 9 años de prisión por tres delitos de lesiones, aunque hoy ha actuado en representación de las dos defensas, al no haber podido acudir la otra parte por encontrarse fuera de la región.