El Comercio

Avilés, 13 jul (EFE).- Las plantas españolas de ArcelorMittal cerraron el pasado año sin accidentes mortales por segundo año consecutivo y con una reducción de un 7,5 por ciento del índice de frecuencia de accidentes con baja, según el informe anual de sostenibilidad que ha hecho público hoy.

El informe recoge información sobre su aportación de valor al conjunto de la sociedad, a nivel económico, social y ambiental, en el ejercicio de 2017.

El balance es positivo, según informa la empresa, y comienza con la que constituye su máxima prioridad, que es la seguridad y salud de las personas que trabajan en sus plantas.

El pasado ejercicio estuvo marcado por un enfoque encaminado hacia la mejora de la competitividad del proceso siderúrgico mediante el aumento de la fiabilidad y la productividad de nuestras plantas.

La apuesta de ArcelorMittal por el futuro de las plantas en España se tradujo en más de 129 millones de euros destinados a la mejora de nuestras instalaciones.

En este sentido, ArcelorMittal sigue confiando en la I+D como garantía de su lideazgo tecnológico dentro de la siderurgia que le permita redefinir el proceso siderúrgico y contribuir positivamente a la lucha contra el cambio climático.

En 2017 invirtió 24,4 millones de euros en labores de investigación y desarrollo en España, un salto del 3,8 por ciento con respecto a la inversión conjunta de 2015 y 2016.

Es un síntoma del papel crucial que juegan los centros de I+D en España en la estrategia de digitalización de la compañía, que ha colocado al Global R&D Avilés Innovation Island Centre en una de las referencias a nivel global sobre digitalización 4.0.

Además, como resultado de las medidas adoptadas en los últimos años, en 2017 las emisiones específicas de CO2 mejoraron un 4 por ciento, pasando de 1,84 t CO2 /t de acero en 2016 a 1,76 t CO2/t de acero en 2017.

Un compromiso con el desarrollo sostenible que se evidencia más si cabe en el Plan de Mejora Ambiental de ArcelorMittal en Asturias ya anunciado, con una inversión de 200 millones de euros en los próximos 4 años, que supone la implementación de las mejores técnicas disponibles en materia de protección ambiental.