El Comercio

Oviedo, 13 jul (EFE).- El secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), Adrián Barbón, ha exigido hoy a los grupos políticos del parlamento asturiano que "pacten una declaración institucional" sobre el proceso de transición energética o ecológica.

"Que se dejen de debates distantes. Creo que es bueno que haya una posición común de todos los líderes políticos de Asturias", ha afirmado el dirigente socialista tras asistir al pleno monográfico que sobre transición energética ha celebrado hoy la Junta General del Principado.

En su intervención, el jefe del Ejecutivo asturiano, Javier Fernández se ha comprometido a reclamar el día 25 al presidente Pedro Sánchez que el cierre de las térmicas de carbón se articule a medio y largo plazo y que se prolongue la vida de la minería más allá de este año.

Según Barbón, este debate no se puede quedar en una mera exposición de motivos y debe conllevar una declaración institucional común, algo que se ha intentando ya hacer en ocasiones anteriores y que nunca ha salido adelante.

Tras asegurar que hoy esperaba haber visto un debate más riguroso, Barbón ha acusado a la presidenta del PP, Mercedes Fernández, de pedir ahora lo que nunca hizo durante los "siete años que estuvo callada" de Gobierno de Mariano Rajoy.

Frente a esa actitud, Barbón ha asegurado que él y la FSA mantienen ahora, con el Gobierno de Pedro Sánchez, la misma actitud que con Rajoy y que van a seguir anteponiendo la defensa de los intereses de Asturias a cualquier otro porque eso está en la marca del PSOE.

En cualquier caso, y ante los anuncios hechos por la ministra de Trancisión Ecológica, Teresa Ribera, el secretario general de los socialistas asturianos ha afirmado que aún hay tiempo para alcanzar un acuerdo sobre un proceso de descarbonización que debe llevarse a cabo de forma dialogada con todos los implicados.

Al debate asistió también desde la tribuna de invitados el secretario general de la Federación de Industria de CCOO, Damián Manzano, que ha echado de menos, más allá del enfrentamiento político, la concreción de propuestas que vayan más allá de generalidades y de reconocer la importancia de lo que hay que hacer.

"Las siguiente fase debe ser la de concretar las propuestas", ha afirmado Manzano, que ha pedido a Fernández que ejerza su influencia como presidente ante la administración central y a los grupos políticos que el cierre de filas en Asturias lo trasladen también a sus partidos.

Ha afirmado que están expectantes ante la entrevista que mantendrán el día 25 Sánchez y Fernández, pero ha insistido en que también hay que seguir presionando para que Ribera no vaya a dar nuevas sorpresas.

Desde el SOMA-FITAGA-UGT, su secretario de Organización, José Luis Fernández Roces, también ha reconocido que lo más positivo del debate ha sido ver que todos los grupos son conscientes de la gravedad del problema y en que no se puede hacer una descarbonizacón exprés.

No obstante, ha criticado que, al margen de dos o tres propuestas lanzadas por Javier Fernández, sólo ha habido reproches basados en decisiones políticas del pasado y en el caso concreto de la portavoz del PP, Mercedes Fernández, un "acto de hipocresía, demagogia y política de salón vergonzante".