El Comercio

Oviedo, 13 jul (EFE).- La Guardia Civil ha llevado a cabo una operación en el recinto ferial de la Semana Negra de Gijón que se ha saldado con la intervención de 51 armas, 98 cajas de artículos pirotécnicos, como petardos y truenos de impacto, y otros 30 artículos pirotécnicos que carecían de etiquetado, al incumplir los requisitos para su venta ambulante.

Las incautaciones se han producido tras una inspección realizada por los agentes en los puestos de venta del tipo bazar.

Entre los artículos decomisados figuran además otras 47 armas denominadas "de muelle" por ser ese su mecanismo de funcionamiento.

Las armas incautadas están incluidas en la cuarta categoría, que comprende armas de aire comprimido o similar, según ha explicado la Guardia Civil en un comunicado.

La venta de estas armas sólo está permitida en armerías y establecimientos de venta de artículos deportivos que previamente lo hayan comunicado a la Guardia Civil.

Alguna de las armas intervenidas están dotadas de un puntero laser, cuyo uso está considerado como "peligroso" para la integridad de sus usuarios.

La Guardia Civil ha decomisado además otras cuatro navajas tipo karambit (curvas), por no haber facilitado el nombre de su distribuidor para su comercialización a la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil como es preceptivo, según contempla el artículo 106 del Reglamento de Armas.