El Comercio

Oviedo, 13 jul (EFE).- La sección sindical de SATSE en el área IV ha denunciado ante la Gerencia y la Dirección "los graves inconvenientes que el cierre de unidades genera durante el verano en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)", ha resaltado en un comunicado realizado por el Sindicato.

Los profesionales de este hospital destacan entre las consecuencias de estas medidas, la sobrecarga de personal y el desplazamiento de las enfermeras de unas unidades a otras con "cobertura sobre la marcha" que repercute sobre el trabajo y sobre su conciliación de la vida personal.

Asimismo, la "deficitaria comunicación" y "mala planificación" entre la dirección médica y a la de enfermería de áreas recae sobre los usuarios que padecen un "peregrinaje" por las plantas del HUCA y "un aumento de las estancias en Urgencias a la espera de cama en planta", ha añadido SATSE.

El sindicato incide en que "la calidad de la atención" se mantiene gracias "al sobreesfuerzo físico y mental" de los profesionales que no ven una reducción de pacientes en verano.

"Mientras que la Administración justifica los cierres por la reducción de las necesidades asistenciales durante el verano, a nosotros nos parece que se basan realmente en criterios economicistas, pues el verano no es una medida terapéutica que soluciones problemas de salud", han resaltado desde SATSE en el área IV.

El Sindicato de Enfermería Español denunció hace unos días el cierre de unas 14.000 camas en todo el país y entorno a 300 cierres efectivos en el Principado.