El Comercio

Oviedo, 12 ago (EFE).- El secretario general del PP, Luis Venta, ha pedido hoy la dimisión del director general de Ganadería, Ibo Álvarez, por su inoperancia en materia de bienestar animal y no haber evitado casos como el detectado esta semana en una granja de Cancienes, en Corvera, donde se encontraron 180 animales hacinados, desnutridos y, algunos, muertos.

Para Venta, es "inaudito que un director general de Ganadería justifique su inoperancia alegando que cumplen un mínimo de inspecciones" y lo que debería hacer es dimitir porque en pleno siglo XXI no vale con ponerse a disposición para solucionar los problemas como éste, "hay que prevenirlos y evitarlos y en este caso los gobiernos socialista del Principado y Corvera han mirado para otro lado".

En su opinión, el Gobierno de Javier Fernández cumple un porcentaje mínimo de inspecciones para evitar multas de la UE, pero que el director general no puede seguir ni un minuto más por "su absoluta dejadez" y no haber evitado un caso como el de Cancienes.