El Comercio

Oviedo, 12 ago (EFE).- El Gobierno de Asturias invertirá 504.917 euros en el desarrollo de un programa de formación, orientación e inserción profesional destinado a los internos que actualmente residen en el Centro de Responsabilidad Penal de Menores Casa Juvenil de Sograndio.

La iniciativa forma parte del plan de intervención integral de la institución y se extenderá hasta diciembre de 2020, con el propósito de dar continuidad a las iniciativas de formación laboral que imparte actualmente el centro a mayores de 16 años.

El objetivo es dotar a los menores de competencias profesionales para facilitar su inserción social cuando abandonen el internamiento. Para ello, participarán diariamente en diferentes talleres en los que aprenderán habilidades y oficios como carpintería, soldadura, albañilería, mecánica, jardinería e informática.

En función de su evolución, y con independencia de que los jóvenes estén en régimen abierto, semiabierto o cerrado, todos recibirán el asesoramiento de una orientadora laboral que les guiará en la búsqueda de alternativas formativas o de empleo en el exterior.

En la actualidad, participan en las acciones formativas 21 jóvenes mayores de 16 años y durante el pasado año se cubrieron 101 plazas de los diferentes talleres. El centro cuenta con 8 monitores y la Fundación Metal imparte los cursos, salvo el de carpintería, que es propio.

Con esta iniciativa, Sograndio consolida el programa de intervención con jóvenes que han sido privados de libertad por decisión de la Fiscalía o el Juzgado de Menores, informa el Gobierno en un comunicado.

Además del programa formativo, también cuenta con un plan de internamiento terapéutico para internos con problemas psicopatológicos o que presentan alguna toxicomanía.

Del mismo modo, aquellos que se hallan en régimen cerrado y tienen entre 14 y 16 años acuden a clases en el centro de forma obligatoria y, a partir de los 16, de manera voluntaria. De este modo, adquieren conocimientos básicos de cultura, especialmente en sus aspectos humanístico, artístico, científico y tecnológico, y desarrollan también hábitos de estudio y trabajo.

Finalmente, para los internos universitarios se realiza el seguimiento de su formación a través de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned).