El Comercio

Oviedo, 15 sep (EFE).- El entrenador del Real Oviedo, Juan Antonio Anquela, lamentó "predicar en el desierto" cuando habla lo complicado que es "competir" en la Segunda División, y tras una semana nefasta para los azules con la goleada del Zaragoza y la eliminación de Copa, el jienense insiste en formar un equipo que "sepa a qué jugar" y tener "tranquilidad".

"Hasta hace siete días todo era perfecto, ahora son todo dudas. Hay que tener tranquilidad y saber las ventajas y desvantajas que tenemos. Hay mucho desconocimiento de la Segunda. Yo llevo muchos partidos en ella y no he ganado ninguno sobrado. Solo existe el presente y me tengo que preocupar de lo que puedo mejorar yo, no engañar a nadie", analizó el andaluz.

Para Anquela, no estar preocupado por la fragilidad defensiva del equipo -ha encajado en todos los partidos- sería una "irresponsabilidad", pero insiste en "seguir creyendo en lo que es mejor para el equipo" y en hacer un bloque sólido.

"Es cuestión de hacer un bloque en el que todos nos ayudemos y rememos hacia el mismo lado, no dejar la puerta a cero es preocupante. Mis futbolistas saben lo que puede pasar cuando no se hacen las cosas bien, pero hay que reponerse y saber qué hacer para mejorar", explicó el técnico.

El jienense no contará con Tejera, que no tiene rotura muscular, pero al que quiere "cuidar", para el partido ante el CD Lugo, y tampoco con Carlos Hernández, que sí llegó a lesionarse, y eso ha abierto la puerta de la convocatoria a nombres como Edu Cortina o Alanís.

"Alanís está preparado para salir en cualquier momento pese a haber ido de viaje con su selección, y Cortina es una posibilidad, van 18 y todos tienen posibilidades. La baja de Carlos es importatísima para nosotros. De mis futbolistas no tengo ninguna duda, y hay que intentar ser coherente y variar lo menos posible", señaló Anquela, muy contento también con un Javi Hernández al que llama "futbolista de la primera plantilla".

Los azules entrenaron de sábado en las instalaciones de El Requexón y se desplazan a Lugo en la tarde del mismo sábado para estar concentrados de cara a ese choque ante el CD Lugo en el Anxo Carro (domingo, 16:00 horas).