El Comercio

Oviedo, 15 sep (EFE).- El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, ha inaugurado hoy en Foxos (Coaña) la estación depuradora que tratará las aguas residuales de los concejos de Navia y Coaña.

La planta dará servicio inicialmente a una población de 12.563 habitantes, que podría incrementarse hasta los 13.500, y el caudal medio depurado será de 3.400 metros cúbicos diarios.

La infraestructura, pieza clave del sistema de saneamiento y depuración de la ría de Navia, entrará en funcionamiento en octubre, tras una inversión de más de 20 millones en un complejo entramado de colectores y bombeos (12.331.532 euros) y la propia estación (8.172.958 euros).

La depuradora está diseñada para que los parámetros de salida cumplan los requisitos del vertido a la ría.

Para ello, se han construido dos conducciones, una de las cuales conecta con el emisario de la empresa papelera Ence y otra que desemboca en la ría, a la altura del campo de fútbol de Navia.

A los colectores que actualmente recogen los vertidos de la población de Navia se incorporarán próximamente los núcleos de Andés, La Colorada, Anleo, Talarén, Villapedre, Piñera, Puerto de Vega y otros.

Estos vertidos se unifican en un aliviadero antes de cruzar la ría y conectarse al aliviadero de El Espín, donde, a su vez, se incorporan los procedentes de Coaña, Folgueras y Mohías, así como los del polígono industrial de Jarrio, para conducirlos a la depuradora.

Además, la estación recibirá por el norte, los vertidos de los núcleos de Ortiguera, Arnelles y Foxos.

Lastra ha destacado que con esta actuación se dará cumplimiento a la normativa europea de tratamiento de aguas residuales urbanas, que establece la obligación de dotar de tratamiento secundario a aquellas procedentes de núcleos de más de 2.000 habitantes.