El Comercio

Oviedo, 16 sep (EFE).- El fuego declarado en el motor de una locomotora diésel de un tren de pasajeros de Feve ha tenido que ser sofocado por bomberos desplazados hasta el apeadero de Poo, en Llanes.

Según informa el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), el fuego no ha afectado ni al conductor ni a ninguno de los pasjeros que viajaban en el tren.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió a las 11:33 horas el aviso del Centro de Seguridad de Adif de que se había incendiado el motor en ese apeadero.

Desde Adif se apuntó que los pasajeros del tren ya habían sido evacuados y no había nadie afectado ni por el fuego, ni por el humo, pero que el incendio no lo podían extinguir por sus medios.

El SEPA movilizó a cinco bomberos con base en el parque llanisco, que se trasladaron con el vehículo primera salida y una autobomba forestal con la que apagaron las llamas.