El Comercio

Oviedo, 12 oct (EFE).- La Consejería de Presidencia y Participación Ciudadana ha iniciado la tramitación para crear un nuevo equipo psicosocial de familia que atenderá las peticiones de los órganos judiciales y estará en marcha antes de que finalice el año.

Los equipos psicosociales judiciales están compuestos por psicólogos y trabajadores sociales, cuya misión es auxiliar y prestar asesoramiento a juzgados, tribunales y fiscalías, especialmente en las jurisdicciones de familia y penal de menores.

Estos grupos emiten informes periciales, cuando así lo solicitan los órganos judiciales y fiscales, en aspectos psicológicos, sociales o familiares, y ratifican su contenido durante el juicio.

En el ámbito de la jurisdicción de familia, los jueces recaban informes en procedimientos de divorcio, separación de progenitores o casos relacionados con la protección de menores, siempre desde el principio del mejor interés de estos, con el fin de asesorar sobre las medidas que les afecten.

En Asturias funcionan tres órganos técnicos de estas características en Oviedo, Gijón y Avilés-Mieres, con una plantilla de seis personas, cuyo trabajo abarca toda la comunidad.

Para reforzar su labor, el Gobierno de Asturias ultima la creación de un nuevo equipo psicosocial de familia, formado por un psicólogo y un trabajador social, cuya puesta en marcha implicará también una reorganización y distribución territorial de estos recursos, para mejorar la calidad y eficacia de su cometido.