El Comercio

Madrid, 12 oct (EFE).- Un nuevo frente atlántico comienza a entrar por Galicia a partir de mañana al mediodía, con lluvias y chubascos en el tercio noroeste peninsular que podrán ser localmente fuertes o persistentes en algunos puntos.

En el resto de la Península y Baleares "se esperan intervalos nubosos, con probables precipitaciones ocasionales en Cataluña y Pirineos", señala un comunicado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En cuanto al viento, continuará predominando la componente sur, con rachas fuertes o muy fuertes en la Cordillera Cantábrica y en Galicia.

Según las previsiones de Aemet, las temperaturas continuarán en ascenso, salvo en el área mediterránea donde se mantendrán con pocos cambios, mientras que en Canarias hay probabilidad de chubascos en las islas occidentales.

Para el domingo 14, Aemet indica que el frente atlántico continuará su avance hasta alcanzar al final del día el Mediterráneo y Baleares, con precipitaciones, ocasionalmente con tormentas, en la mitad norte peninsular y zona centro, con menor probabilidad en Baleares y que podrán ser localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico oriental, Navarra, Pirineos y Cataluña.

"Un elemento importante de incertidumbre -subraya Aemet- para la predicción del domingo, lo constituye la presencia sobre el Atlántico del ciclón tropical Leslie, catalogado hoy viernes como huracán de categoría 1 por el CNH (Centro Nacional de Huracanes de Florida, responsable de la predicción de este tipo de ciclones sobre el Atlántico) y cuya trayectoria aún no se puede determinar con precisión".

"Existen dos escenarios principales en cuanto a su posible evolución. En el primero, se aproximaría al suroeste peninsular, produciendo precipitaciones que podrían llegar a ser fuertes y que irían acompañadas de vientos fuertes con rachas muy fuertes, en Extremadura, Andalucía y área del Estrecho".

En el segundo escenario, continúa la nota informativa, "los modelos de predicción señalan una aproximación a Canarias, donde podrían producirse precipitaciones y vientos fuertes".

Asimismo, las temperaturas tienden a descender de forma acusada, sobre todo en la mitad noroeste peninsular, manteniéndose con pocos cambios en el Mediterráneo.