El Comercio

Avilés, 9 nov (EFE).- El europarlamentario francés y sindicalista Edouard Martin ha declarado hoy en una reunión con el comité de empresa de Alcoa Avilés que se puede fabricar aluminio para vender en Europa sin la multinacional norteamericana, en caso de que finalmente culmine sus planes de cierre.

El político se ha mostrado convencido de que si no interviene el estado Español, Alcoa va a cerrar "más temprano o más tarde porque la decisión ya la tienen adoptada".

La única opción que ve este sindicalista, destacado por su defensa de la industria del acero de la región francesa de Lorena contra el cierre de los altos hornos planteado por la multinacional ArcelorMittal, "es que el estado español se ponga firme y diga que no se cierra".

En su opinión, si la multinacional no quiere seguir con la planta, "adiós señores", pero la fábrica no se cierra, tal como gritaron ayer miles de manifestantes por las calles de Avilés.

En ese escenario de abandono, Martin pide la nacionalización de la fábrica y buscar a partir de ahí un accionista que se quiera hacer cargo de su gestión para vender el aluminio de Avilés en Europa "porque hay mercado para ello".

"El papel que tenemos que jugar los políticos es el de mandarle un mensaje igual de firme que el que Alcoa manda a los obreros y es el de que esto se acabó, nosotros sabemos producir aluminio sin ustedes", ha declarado Martin.

El político francés ha acudido a la fábrica de aluminio acompañado por la secretaria general de Podemos Avilés, la eurodiputada Tania González, y el concejal Xune Elipe.

González ha destacado la importancia de la manifestación celebrada ayer porque es la muestra de que toda Asturias está con los trabajadores de Alcoa y porque puso sobre la mesa que lo que está en juego es el futuro de la industria de la región.

Lo que ahora es urgente, según la líder local de la formación morada, es paralizar el ERE y garantizar que la fábrica se va a vender en caso de que Alcoa culmine sus planes de cierre.