El Comercio

Gijón, 9 nov (EFE).- La concejala de Bienestar Social de Gijón, Eva Illán, ha asegurado hoy que era "inviable" habilitar otro mecanismo para presentar las solicitudes de la renta social que no fuera la orden de registro de las peticiones.

En declaraciones a los periodistas, ha señalado que "no había más posibilidades", dado que el contexto de "contención de gasto" retrasó la apertura de la convocatoria.

"Era absolutamente inviable hacerlo de otra manera", ha apuntado antes de incidir en que el número de solicitudes de la renta social sigue la "tónica" de otros años, si bien se ha producir un "repunte" en la solicitud de las ayudas energéticas.

Illán ha alabado la "labor titánica" que están desempeñando los trabajadores de la Fundación Municipal de Servicios Sociales para recoger y evaluar las peticiones.