El Comercio

Oviedo, 9 nov (EFE).- La delegada del Gobierno en el Principado de Asturias, Delia Losa Carballido, ha valorado hoy la unidad institucional alcanzada en oposición al cierre de la planta de la factoría Alcoa en Avilés.

En un comunicado, Losa señala que está unidad se materializó con la reunión celebrada este jueves en Madrid entre el Gobierno del Estado y las administraciones autonómicas y municipales afectadas.

La delegada aplaude el apoyo que el Gobierno del Principado ha brindado al del Estado a la hora de alcanzar ese consenso institucional, así como el de los ayuntamientos de Avilés y Gozón, principales afectados por la decisión adoptada por la empresa.

En ese sentido, ha recordado que el objetivo del Ejecutivo central siempre ha sido el de intentar revertir una medida que se traduciría, sólo en Asturias, en la pérdida de 317 puestos de trabajo directos.

La delegada considera que la unión de las instituciones es un paso fundamental para alcanzar ese fin, y por eso considera que el encuentro de ayer resultó fundamental.

En ella, ha recordado, todas las partes acordaron pedir a Alcoa que retire el ERE de extinción y solicitaron la composición de una mesa de trabajo para negociar con la empresa y con los agentes sociales el futuro inmediato de las plantas de Asturias y A Coruña.

Losa recuerda a la plantilla que tanto el Gobierno de España como las administraciones autonómicas y municipales están de su lado, y destaca que la finalidad última del proceso es el mantenimiento de la actividad industrial y el empleo en el Principado de Asturias.