El Comercio

Avilés, 9 nov (EFE).- El secretario de Relación con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales de Podemos, Rafael Mayoral, ha hecho hoy un llamamiento "de emergencia" a la Consejería de Sanidad, a la mutua Fremap y a Asza, porque considera que son responsables de lo que les pueda ocurrir a los tres trabajadores que llevan once días en huelga de hambre.

Mayoral ha pedido una solución "de inmediato" y ha indicado que señala a las tres partes aludidas con el dedo para hacerles responsables, tanto del accidente por intoxicación de mercurio como del incumplimiento del acuerdo alcanzado en 2013 con los 49 afectados.

El diputado ha visitado a los trabajadores que en 2012 sufrieron una intoxicación por mercurio en Asturiana de Zinc, acompañado por la secretaria general de la formación morada en Avilés, la eurodiputada Tania González.

Ha dicho que los intoxicados, representados en esta protesta por tres de ellos, han sufrido un accidente "derivado del incumplimiento de la normativa en prevención de riesgos laborales por parte de la subcontrata en la que trabajaban (IMSA) y de Azsa".

Mayoral considera que hay una responsabilidad de la empresa matriz, la mutua y la sanidad pública, y ha advertido de que "a los trabajadores no se les puede dejar tirados" porque "es un escándalo que tengan que estar acampados en la puerta de la empresa porque se les está abandonado".

El diputado de la formación morada ha recalcado el hecho de que, de las 49 personas afectadas, sólo 14 tienen reconocida la incapacidad y tienen algún tipo de cobertura.

Por su parte, Tania González ha calificado de "intolerable" la respuesta que están recibiendo estos trabajadores por parte de la empresa y de la Consejería de Sanidad del Principado.

En su opinión, Asturiana de Zinc tiene que hacerse responsable del que, según ha dicho, es el accidente más grave por intoxicación por mercurio de toda Europa y hacerse cargo "de algo tan básico como la asistencia sanitaria especializada y adecuada que es lo que habían firmado en el convenio".

La eurodiputada ha recalcado el hecho de que a los problemas de salud que sufren los intoxicados se suma "la extrema precariedad en la que se encuentran por no poder trabajar debido a sus enfermedades degenerativas".

El portavoz de los huelguistas, Víctor Calota, ha explicado a los representantes de la formación morada que se encuentran muy debilitados en el undécimo día de su huelga de hambre y ha expresado su deseo de poder salir del campamento montado frente a la fábrica de zinc "lo antes posible".

Sin embargo, denuncia que no se puede establecer un diálogo con el director de la empresa: "nos ve cada día, viene y se va a su casa a dormir tranquilo mientras nosotros estamos aquí en malas condiciones y en una huelga de hambre".

Calota ha vuelto a reiterar que lo que piden es una atención médica especializada que en un futuro puede servir para hacer frente a este tipo de accidentes y se ha brindado en nombre de sus compañeros a ser objeto de una tesis que estudie la evolución de pacientes con estos niveles de intoxicación.

El portavoz de este colectivo ha aseverado que un particular, que no tiene nada que ver con los afectados por este accidente ni con su ámbito, se ha brindado a unirse a ellos en la huelga de hambre.