El Comercio

Oviedo, 9 nov (EFE).- El Real Oviedo afronta la séptima salida de la temporada visitando uno de esos feudos que no se le dan especialmente bien, Riazor, y lo hace para enfrentarse a un Dépor que no sabe lo que es perder como local y que recibe a un Oviedo con la baja sensible de Saúl Berjón por lesión.

El conjunto carbayón, que empezó a domicilio mejor de lo que ha resuelto sus partidos en las últimas jornadas, viene de perder las tres últimas salidas que ha disputado -Alcorcón (2-0), Rayo (1-0) y Nástic (2-1)- y hay que remontarse al 19 de septiembre para encontrar su último buen resultado lejos del Tartiere, ante el CD Lugo (0-2).

El entrenador carbayón, Juan Antonio Anquela, advirtió en la previa de que el Dépor es un "serio candidato al ascenso" pero señaló también que todo su potencial se puede "contrarrestar" y el Oviedo puede lograrlo "siendo fiel" a lo que viene haciendo durante estas semanas.

El jienense afronta la baja por lesión de uno de los fijos en el once, Saúl Berjón, y podría volver a la línea de tres centrales atrás con carrileros puesto que reincorpora a la lista de convocados a dos defensas que salen de lesión: Carlos Martínez, que aún no ha debutado en Liga, y el mexicano Alanís, que vuelve tras su debut y lesión en Alcorcón.

Ambos son la principal novedad de una lista en la que entran todos los jugadores disponibles de la primera plantilla a excepción de los lesionados Berjón y Aarón, y que completa el jugador del filial Javi Hernández, que se ha hecho fuerte en el once de Anquela.

El técnico cita a ocho defensas y ha probado ya a poner a Bárcenas en la banda, por lo que el extremo podría salir de carrilero en un dibujo de cinco atrás en el que podría reincorporarse al once Alanís formando trío de centrales con Forlín y Carlos.

Más dudas despierta el resto del esquema debido a las numerosas pruebas en los laterales que hizo el técnico en la última sesión, pero en ese dibujo Folch y Tejera son fijos en el mediocampo e Ibra en el ataque junto a Joselu, puesto que se ha ganado a base de goles y trabajo.