El Comercio

Oviedo, 9 nov (EFE).- El concejal de Cultura de Oviedo, Roberto Sánchez Ramos, ha propuesto hoy que los franquistas incineren el cuerpo de Franco y después se repartan sus cenizas para colocarlas "en sus salones".

En declaraciones a los periodistas, Sánchez Ramos ha dirigido su propuesta "a los franquistas organizados políticamente" y que "después de 43 años siguen defendiendo un gobierno fascista y al general que asesinó a más de un millón de demócratas y provocó una de las mayores crisis históricas en este país".

"Si tanto lo quieren, si tanto lo adoran, si tanto lo echan de menos, que lo incineren y que sus cenizas se las repartan en una urna y las coloquen en sus salones", ha dicho.

Sánchez Ramos se ha expresado en estos términos al ser preguntado por la posibilidad de que el cuerpo de Franco pudiera ser trasladado a Oviedo, donde la familia del dictador cuenta con un nicho en la basílica de San Juan.

A su juicio, la Iglesia "debería abstenerse de ubicar en sus iglesias a un dictador y a un asesino condenado por la humanidad".