El Comercio

Oviedo, 10 nov (EFE).- Varios cientos de personas se han concentrado hoy en Oviedo y Gijón para protestar contra el fallo del Tribunal Supremo (TS) que volvía a dejar en manos del cliente el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD).

Convocados por los sindicatos CCOO y UGT, la Unión de Consumidores de Asturias y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Gijón, los manifestantes han criticado la actuación del TS tras pancartas que decían "Sin justicia independiente no hay democracia", "La vivienda es un derecho, no un negocio" y "Queremos un poder judicial independiente".

Frente al Tribunal Superior de Justicia de Asturias, ubicado en Oviedo, se ha leído un comunicado que señalaba: "Posiblemente estamos asistiendo al capítulo más oscuro en la historia judicial española".

"Es una vergüenza lo que el más alto tribunal ha hecho, pero sobre todo como lo ha hecho", señala el comunicado que pide la dimisión del presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y del presidente de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo, Luis Díez-Picazo, "por ser los artífices del bochornosos espectáculo" que ha supuesto la sentencia del TS.

Por su parte, el portavoz de la Unión de Consumidores de Asturias (UC), Dacio Alonso, ha pedido "un poder judicial que sea absolutamente independiente" y que no esté "contaminado por los poderes financieros", y ha asegurado que este asunto "no se ha acabado" y que se seguirá "peleando para no perdonar un solo euro a los bancos".

"La ciudadanía va a dictar sentencia y es clara: la justicia nos ha fallado como en otra cuestiones referidas a la violencia machista, como en el caso de La Manada", ha subrayado el secretario general de CCOO de Asturias, José Manuel Zapico.

Por su parte, el secretario general de UGT en Asturias, Javier Fernández Lanero, ha calificado de "bochornosa" una decisión por la que ha quedado "claro" que todos los españoles no son iguales ante la ley y ha advertido que "con este tipo de actitud se dan alas a los grupos extremistas que ponen en cuestión la democracia".

"La sentencia es infame. Los grandes bancos pagan la campaña de los políticos, que nombran a los componentes del CGPJ y del Tribunal Supremo, y el tribunal responde a favor de los bancos", ha recalcado el secretario general de Podemos Asturias, Daniel Ripa.

Por su parte, el secretario de acción política de IU, Juan Ponte, ha asegurado que "la decisión del Gobierno central, aunque es justa llega, porque no tendrá carácter retroactivo y no combate los abusos del capital financiero".

Los bancos deberán asumir a partir de hoy el impuesto que se abona al elevar las hipotecas a escritura pública, pero no tendrán que hacerlo cuando concedan los créditos a determinadas entidades e instituciones, como el Estado o la Iglesia, que ya estaban exentas cuando este tributo lo pagaban los clientes.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer el real decreto ley aprobado el jueves por el Consejo de Ministros para modificar las leyes que regulan el impuesto sobre actos jurídicos documentados y el impuesto de sociedades.

El texto, que impide a los bancos desgravarse el gravamen de las hipotecas del Impuesto de Sociedades, entra en vigor hoy pero deberá ser convalidado en el Congreso.

El Gobierno impulsó el cambio legal tras la decisión del pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo de rectificar las tres sentencias que dictó en octubre según las cuales debían ser los bancos, y no los clientes, los que pagaran el impuesto.