El Comercio

Gijón, 10 nov (EFE).- El Sporting se juega mañana ante el Málaga mucho más que tres puntos, ya que se encuentra en una situación delicada y con la plantilla y, especialmente, el entrenador cuestionados por buena parte de la afición, por lo que una derrota podría suponer el cese de Rubén Baraja a pesar de que el director deportivo, Miguel Torrecilla, le ratificó en supuesto esta misma semana.

Baraja plantea cambios en el equipo inicial, alguno de los cuales está condicionado por el estado físico de varios jugadores como Babin, Canella y Cristian Salvador, que si están bien saldrán desde el inicio pero que en caso contrario obligaría al técnico a reconsiderar sus planes para tratar de superar al Málaga.

La intención de Baraja es la de mantener la defensa habitual con Mariño en portería y Molinero, Álex Pérez, Babin y Canella, que es quien más complicado lo tiene por lo que Noblejas podría ser su sustituto o al menos así lo dejó entrever el técnico en un ensayo realizado es ta mañana.

En el centro del campo parece fijo Hernán Santana que estaría acompañado por Crisitan Salvador, que esta semana se ejercitó al margen, por lo que no será hasta el mismo día del partido cuando Baraja decida su inclusión o no y en caso de no poder contar con él se abren varias opciones con Sousa y Nacho Méndez jugándose un puesto.

A lo largo de la semana Baraja ensayó con Isma Cerro, Pablo Pérez, Traver y Djurdjevic como línea ofensiva, lo que supondría la suplencia para Álvaro Jiménez, Carmona y Lod, habituales en las alineaciones a lo largo de la temporada.

La plantilla ha reiterado varias veces que total respaldo al entrenador y confía en que los aficionados muestren su apoyo como hicieron en el último encuentro en El Molinón correspondiente a la Copa del Rey, en el que los rojiblancos superaron con claridad a un equipo de Primera como es el Eibar, al que ganaron por 2-0.

Al frente del Málaga llega el ex jugador del Sporting Juan Ramón Muñiz, que afrontará el partido con muchas bajas de hombres importantes y habiendo bajado notablemente su rendimiento fuera de casa en las últimas jornadas.

Rubén Baraja fiel a su práctica habitual no facilitó lista de convocados como viene haciendo toda la temporada cuando el partido es campo propio, por lo que no será hasta momentos antes del partido cuando de a conocer la alineación y los hombres que se sentarán junto a él en el banquillo.