El Comercio

Oviedo, 7 dic (EFE).- Un vecino de Langreo, de 38 años, está siendo investigado por la Guardia Civil por un posible delito contra la flora y la fauna tras ser sorprendido cazando jilgueros con una red, informa el Instituto Armado.

A finales del mes pasado, la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de una persona que estaba cazando pájaros de manera furtiva en una finca de la zona rural de Villaviciosa, utilizando para ello una red extendida en el suelo para atraparlos.

El Seprona pilló in fraganti a este vecino de Langreo escondido tras un silo de hierba al acecho de que las aves fueran cayendo en su trampa.

Como reclamo, utilizaba un señuelo electrónico que emite sonidos que simulan el canto de una "jilguera", junto con una hembra de dicha especie en una jaula que situaba cerca para hacer completo el reclamo del ave macho.

En lo que llevaba de mañana, esta persona ya había capturado seis ejemplares de una especie considerada como protegida.

Los jilgueros fueron puestos en libertad en presencia del investigado, procediéndose al decomiso de las artes y medios empleados por el detenido para cometer la infracción, quedando a disposición de la Autoridad Judicial.

De lo actuado entiende el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Villaviciosa.