El Comercio

Oviedo, 7 dic (EFE).- Izquierda Unida de Asturias ha suspendido sine die una reunión que tenía previsto celebrar con la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) para abordar las propuestas de la patronal en política de dinamización económica después de que el presidente de los empresarios asturianos, Belarmino Feito, se reuniera con representantes de Vox.

El secretario de Organización de IU Asturias, Alejandro Suárez, ha enviado hoy una carta a Feito para anular la reunión del 17 de diciembre en la que explica que IU rechaza "la naturalización de una fuerza cuyos principios y objetivos son contrarios a los más importantes avances democráticos reconocidos y amparados en la Constitución de 1978" y a las leyes posteriores que garantizan la efectiva igualdad y justicia.

Suárez considera que el encuentro "no es anecdótico" ni puede ser tratado "como algo menor", ya que Vox tiene propuestas "alejadas de los valores democráticos", algunas de las cuales son "inconstitucionales".

"Las organizaciones empresariales no pueden naturalizar los encuentros con un partido que se aleja tanto de la convivencia democrática", ha considerado Suárez, que ha reclamado a Feito que reflexione sobre "el deber de aislar a aquellos que no aceptan los valores democráticos" consagrados en el ordenamiento jurídico.

A lo largo de la misiva, el secretario de Organización de IU se muestra seguro de que muchos socios de Fade "no han visto con buenos ojos ese encuentro", por sus implicaciones políticas, ya que es un partido extraparlamentario en todo el país salvo en Andalucía, como porque "excede de lo que debería ser una entidad orientada a la dinamización económica".