El Comercio

Oviedo, 14 ene (EFE).- La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una pena de doce años y nueve meses de prisión para un agente de seguros acusado de estafar a sus clientes casi 200.000 euros entre los años 2009 y 2013.

Ante la vista oral que se celebrará mañana en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, el Ministerio Fiscal imputa al acusado un delito continuado de estafa o subsidiariamente de apropiación indebida y pide doce años y nueve meses de cárcel, el pago de una multa de 6.300 euros y una indemnización de 197.587 euros para los acusados.

El Ministerio Público expone que en 2009 el acusado instó a una amiga con una minusvalía a contratar a través de él una póliza de seguro de 24.000 euros y 23.500 euros en rescates parciales.

La afectada abonó las cantidades, pero el acusado no formalizó la póliza y cuando le pidió el dinero el acusado no se lo dio alegando que lo había invertido en una sociedad.

Otras dos personas concertaron con el acusado numerosas pólizas y cuando les aconsejó que cancelaran algunas, realizaron los rescates parciales y le entregaron 8.600 euros para contratar una póliza universal, algo que hizo.

En febrero de 2008, dos familiares también suscribieron pólizas de seguro de vida con una prima de 90.000 euros cada uno e ingresaron 23.061 euros de los rendimientos anuales de la póliza al acusado, ya que les dijo que los ingresos se habían realizado "por error".

El 6 y 19 de octubre de 2011, el acusado abrió dos cuentas corrientes en las que figuraban como titulares sus familiares y él mismo y simuló su firma en el rescate de las pólizas, con lo que se quedó con otros 165.458,91 euros.