El Comercio

Santiago de Compostela, 14 ene (EFE).- La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha exigido hoy al Gobierno de la Xunta y al Ejecutivo central que "dejen de ser testaferros de Alcoa" y opten por intervenir las fábricas para garantizar su futuro.

En rueda de prensa, la líder del BNG ha instando a tomar decisiones de forma urgente "a poco más de 24 horas para que expire el plazo" de negociaciones sobre la negociación del expediente de regulación de empleo (ERE).

Para Pontón no es razonable que a las puertas de asistir a la pérdida de 686 trabajadores de esas las de Alcoa en A Coruña y Avilés, "no haya una propuesta seria de futuro" por parte de la Xunta y el Gobierno.

"No sabemos donde está el presidente de la Xunta (Alberto Núñez Feijóo), sabemos que está muy preocupado por la convención del PP la semana que viene pero no lo vemos en los temas que realmente van a determinar buena parte de nuestro futuro", ha lamentado.

En este sentido, ha cargado contra el presidente gallego que está más preocupado por una convención en la que "la derecha del PP se va a hacer más derecha" en la que parece "entregado y cuerpo y alma" que en las prioridades de la comunidad que dirige.

Sin embargo, y pese a esta dejadez, "no podemos permitir que con la gran riqueza en producción de electricidad" con la que cuenta Galicia, "haya 400 empleos" en la fábrica coruñesa "en riesgo por los costes".

Por ello, Estado y Xunta deben "ponerse de lado de los trabajadores y dejar e ser testaferros de Alcoa", para lo que tienen que "aceptar la intervención que permita el control de las fábricas" lo que permitiría garantizar el "futuro" de las fábricas y, con ella, de los empleos.