El Comercio

Oviedo, 14 ene (EFE).- El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), Ignacio Vidau, ha resaltado hoy que la mayor "fortaleza" del sistema judicial es la independencia, fundamental para garantizar la división de poderes y la defensa de los derechos de los ciudadanos.

Vidau ha trasladado este mensaje durante el discurso que ha pronunciado en el acto de toma de posesión de Héctor Fernández Sierra como juez adscrito y a disposición del TSJA.

Sobre este asunto, ha puntualizado que la independencia no es un "privilegio" del sistema judicial sino un elemento de garantía necesario para defender el orden constitucional y el modelo político aprobado y defendido por la ciudadanía.

En su discurso ha destacado la labor de los jueces a la hora de luchar contra la ilegalidad y el terrorismo, perseguir la corrupción, garantizar los derechos y libertades de los ciudadanos y amparar a los más débiles.

Respecto a la labor judicial, ha reconocido que supone una gran responsabilidad para los magistrados, aunque también ha hecho hincapié en que esta labor de servicio público al ciudadano es muy "gratificante".

En declaraciones a los medios al finalizar el acto, Fernández ha mostrado su alegría por la consecución de un objetivo que lleva años persiguiendo, y que le permitirá empezar su carrera "cerca de casa".

El nuevo juez, de origen langreano, ha explicado que continuará desarrollando la labor de refuerzo que lleva desempeñando los últimos seis meses en el Juzgado de Instancia número 6 de Oviedo, especializado en condiciones generales de contratación.

Sin embargo, próximamente espera ser trasladado a un juzgado mixto, un paso frecuente entre los jueces de entrada para "foguearse", ya que en ellos se afrontan delitos de diversa índole.