El Comercio

Oviedo, 2 may (EFE).- El director de orquesta y fundador del conjunto Forma Antiqva Aarón Zapico pronunciará la lección magistral de los Cursos de Verano 2019 de la Escuela internacional de Música de la Fundación Princesa de Asturias que se celebrarán entre el 18 y el 27 de julio en Oviedo con docentes de siete nacionalidades distintas.

La directora de la Fundación, Teresa Sanjurjo, y el director artístico de los Cursos de Verano, Yuri Nasushkin, han presentado en rueda de prensa los cursos de este verano en los que podrán matricularse alrededor de 150 alumnos hasta el 5 de julio.

Desde su creación en 2005 por los cursos han pasado más de 1.500 alumnos de 33 nacionalidades así como 183 maestros y en esta edición Zapico será el encargado de impartir la lección magistral que estará restringida a alumnos y profesores.

Zapico está actualmente centrado en la recuperación del patrimonio musical español, la música de cámara con grandes solistas, la dirección de proyectos orquestales y vocales y en un trío estable con sus hermanos al tiempo que lleva a cabo frecuentes incursiones en la música contemporánea y proyectos multimedia.

Este verano las clases correrán a cargo de veintidós profesores de siete nacionalidades, un claustro que cuenta con profesores invitados de centros como el Brooklyn College en la New York City University, el Ra?anana Music Center de Israel y con directores musicales y asistentes como los del Teatro Lírico Nacional de la Zarzuela y la orquesta de cámara los Virtuosos de Moscú.

Se impartirán clases de instrumento que abarcan las disciplinas de tecla, cuerda y viento madera; de conjunto musical con asignaturas de orquesta, música de cámara, cuarteto de cuerda, conjuntos de viento, de jazz, libre improvisación, lied y piano a cuatro manos y clases teórico-prácticas, entre las que se encuentran dirección orquestal, composición musical y canto, así como talleres de los departamentos de salud musical.

Los "Microconciertos" en la Plaza de la Catedral y el ciclo "Música sobre Ruedas", consistente en conciertos al aire libre en puntos emblemáticos de la ciudad con una furgoneta vintage como soporte, se mantendrán en esta edición que terminará con un concierto de clausura centrado en las músicas del mundo.

Sanjurjo, que ha indicado que la Fundación beca con más de 500 euros de media a cada alumno, lo que supone el 60 por ciento del coste total de los cursos de verano, ha destacado la importancia de la formación en valores que reciben los alumnos gracias a la convivencia, la disciplina y el esfuerzo que requiere el trabajo individual o el trabajo en equipo que implican los conciertos.

Nasushkin, por su parte, ha indicado que la educación que se imparte "trae recuerdos de educación casi de la Grecia antigua" donde se formaba a una persona íntegramente y ha remarcado la importancia de las clases de conjunto musical en un mundo en el que "convivir es una asignatura pendiente".