https://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturianos-por-el-mundo-desktop.jpg

«La vida es caóticamente tranquila»

Ernesto Paredano lleva cuatro años y medio en Santo Domingo. / YIN LAI TRINIDAD
Ernesto Paredano lleva cuatro años y medio en Santo Domingo. / YIN LAI TRINIDAD

El músico Ernesto Paredano, nominado a los Amas, vive en Santo Domingo

M. F. ANTUÑA

La música es lo suyo. Quizá por eso un buen día optó por un cambio de ritmo vital. Ernesto Paredano (Piedras Blancas, 1978) emigró a la República Dominicana buscando otro son y allí vive con su mujer, su hija, sus gatos y, por supuesto, la música, que siempre le acompaña. Estudió la carrera de piano en los conservatorios de Avilés y Oviedo, obtuvo un título de la Associated Board of the Royal Schools of Music en Gran Bretaña, se formó en Magisterio Musical en la Universidad de Oviedo y se licenció en Comunicación Audiovisual en la Universidad de Salamanca.

Con semejante currículo formativo, las opciones laborales eran amplias, pero un buen día decidió hacer el petate y cruzar el charco rumbo a Santo Domingo. «Llegué con mi mujer, mi gato y mi perro en un avión hace cuatro años y medio para abrir un estudio creativo y porque queríamos tomarnos la vida con otro ritmo. Ahora, una hija después, tenemos tres gatos más, y el estudio creativo funcionando», afirma desde la capital dominicana. «Este es otro tipo de paraíso. La vida aquí es caóticamente tranquila y nunca hace frío, la gente se ríe mucho de todo y hay que ser muy paciente», resume en referencia a su nuevo hogar. Atrás ha dejado muchas añoranzas, tantas que no caben en esta página: «Asturias es mi madre y no la puedo comparar con nada». En cualquier caso, tiene claro este músico que todos los lugares «tienen cosas buenas y otras por arreglar» y que lo único importante «es ser feliz donde uno esté».

Su actual lugar en el mundo es un paraíso para los melómanos. «La música la llevan por dentro aquí. Y por fuera también, casi no hay esquina sin música en toda la República», explica. Y añade que quizás la experiencia vital que está viviendo «me haya aportado [musicalmente] algo de frescura y luminosidad, aunque creo que es algo difícil de poner en perspectiva todavía».

Desde allí compuso la banda sonora de la película de Luis Trapiello 'Enterrados', que está nominada a los premios Amas de la música asturiana. «La composición y grabación de la banda sonora de 'Enterrados' me llevó alrededor de seis meses. La inspiración principal fue la mina y la necesidad de crearle una voz propia. El proceso fue muy enriquecedor, tuve la oportunidad y el tiempo para explorar y tratar mucha variedad de sonidos hasta dar con los que me funcionaban. También tuve la suerte de tener a Luis Trapiello como director, que me dio toda la libertad para trabajar y, a pesar de no conocernos personalmente, la sensación fue siempre de mucha cercanía».

Si finalmente se hace con ese galardón, no será en absoluto el primer premio de su carrera. De hecho, ya obtuvo un Premio Oh! de las artes escénicas para su trabajo con la compañía Quiquilimón. Son proyectos para distintos medios, pero no son tantos los cambios a la hora de afrontarlos: «La diferencia más grande me la encuentro siempre con los directores y con la temática, más que con el formato en sí. 'Mis dedos tocan los días que pasan', de Pablo Garnacho, por la que me dieron el Oh!, es una obra de teatro infantil; y 'Enterrados' está filmada prácticamente entera dentro de una mina. Son universos y maneras de enfocar la música muy diferentes. Con cada director y proyecto se establece una relación y metodología diferente».

Claro que él tiene sus propios proyectos, que le permiten una mayor libertad creativa. «Uno se condiciona menos y se exige de otra forma», resume quien ha publicado 'Alebrix', 'Dos', 'Ensel' y 'Playa'. Ahora mismo tiene otros proyectos en la cartera. «Estoy en fase de composición de la banda sonora para 'Vuelo de luciérnagas', una película dominicana de José Vásquez Green, y a punto de terminar 'Degollada Belén', un largometraje que filmé en Asturias entre enero y julio de 2014 y que espero estrenar en otoño».

 

Fotos

Vídeos