1.142 personas velarán por la macrooposición de Sanidad, que costará 1,6 millones de euros

1.142 personas velarán por la macrooposición de Sanidad, que costará 1,6 millones de eurosGráfico

Cada uno de los 66.212 opositores que se han inscrito a la mayor oferta de empleo público del Sespa, que costará dos millones, paga seis euros

EUGENIA GARCÍAEUGENIA GARCÍA

66.212 aspirantes, 1.929 plazas, 1.142 personas de apoyo y un coste aproximado de dos millones de euros. Son las cifras de la macrooposición de Sanidad que se celebrará en menos de un mes en Gijón. Es la mayor convocatoria de empleo público desarrollada nunca por el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) y, considerando que cada candidato paga un promedio de seis euros por derecho de examen -lo que supone una recaudación de 397.272 euros- dejará en las arcas públicas un desfase estimado en 1.602.728 euros.

El aluvión de solicitudes recibidas desbordó cualquier previsión y ha supuesto todo un reto logístico para el Sespa, cuyo gerente, José Ramón Riera, desgranó ayer en Oviedo algunas de las claves de las pruebas para cuatro de las categorías profesionales «críticas para el trabajo de los servicios de salud»: celador, auxiliar administrativo, auxiliar de cuidados de enfermería y enfermería. Como ya adelantó EL COMERCIO, los exámenes se realizarán en tres sedes. «Tras un amplio estudio, se ha entendido como mejor opción el recinto ferial de Gijón», indicó Riera. Puesto que allí solo hay cabida para unos 10.000 opositores, «aprovecharemos lugares cercanos como la Universidad Laboral y la Escuela Politécnica de Ingeniería».

Dos turnos

El mayor desafío llegará en menos de un mes. El día 10 de marzo se celebrará la primera de las pruebas, que es también la más multitudinaria: para las 399 plazas convocadas en la categoría profesional de celadores se han inscrito 28.330 personas. Se distribuirán en dos turnos. Por la mañana se examinarán 14.165 y el mismo número hará el test por la tarde. Esto obligará a reservar seis pabellones, dos salas grandes y dos carpas del recinto Ferial Luis Adaro, que albergará a 11.068 inscritos por turno; veinte aulas y dos salas de los aularios Norte y Sur de la Escuela Politécnica de Ingeniería, donde se examinarán 2.048 opositores t anto de mañana como de tarde, y dos naves de la Universidad Laboral, sede del examen para otros 1.050 aspirantes a celador.

Más información

Sorteo para evitar sesgos

Cuatro domingos, 7 de abril, después tendrá lugar la segunda de las convocatorias que más gente ha atraído, la de auxiliar administrativo. Para concursar por las 232 plazas disponibles se han presentado nada menos que 20.704 personas. En este caso, no será necesario utilizar otra sede distinta del recinto ferial; eso sí, también en dos turnos. 10.352 personas por cada uno emplearán las instalaciones del recinto donde en agosto tiene lugar la Feria de Muestras.

Conscientes de que la división en dos turnos puede resultar polémica, ya que podría llevar a posibles reclamaciones e impugnaciones posteriores, desde el Sespa indican que se intentó por todos los medios realizar los exámenes simultáneamente, pero «resultó imposible» dada su magnitud. No obstante, José Ramón Riera detalló que «para evitar sesgos, la selección de enunciados se hará mediante sorteo de un banco de preguntas, todas de la misma dificultad y bajo supervisión notarial». Uno de los motivos que puede explicar el elevadísimo número de solicitudes para estas dos categorías profesionales es que son las únicas para las que no se exige ninguna titulación específica.

El día de las elecciones

Un imprevisto, el adelanto electoral anunciado ayer, puso en peligro la celebración de la prueba de auxiliar de cuidados de enfermería, convocada para el día 28 de abril. «En principio mantendremos ese calendario, fruto de un acuerdo importante con casi todas las comunidades salvo Cataluña, País Vasco y Navarra», tranquilizó Riera. La prueba se celebrará en el recinto ferial Luis Adaro, adonde acudirán 11.109 aspirantes. Es la categoría que ofrece la mayor bolsa de trabajo, 799 puestos, lo que supone una proporción de casi catorce aspirantes por plaza. En el mismo lugar cerrará el calendario de exámenes de la macrooposición, el día 12 de mayo, la prueba para conseguir un puesto fijo de enfermero. Hay 6.069 opositores inscritos para un total de 499 plazas.

La compleja organización de la prueba obligará a contar con 1.142 personas de apoyo que se encargarán de velar porque todo se desarrolle como está previsto los días de los exámenes. Así, en las 32 aulas -con sus respectivos responsables- donde se celebrarán habrá 500 auxiliares de apoyo que proporcionará la Cámara de Comercio gijonesa, 215 operarios que supervisarán los cinco controles de acceso, 150 guardias de seguridad, más de 100 colaboradores del Servicio de Salud, 73 responsables del sector y 72 operarios de limpieza. Además, se instalarán 180 aseos químicos y 20 equipos de limpieza. Queda coordinar el transporte público para acceder a las sedes.

Porque la accesibilidad es otra de las preocupaciones del Sespa, ya que «tener 24.000 personas, que será la mayor afluencia que consideramos va a venir dentro de la OPE de mayor envergadura -celadores- es difícil». Así, facilitará a los opositores un documento similar a las tarjetas de embarque de los aviones. Dividido en cuatro cuadrantes en los que figura información sobre la oposición, un plano de su sede, así como instrucciones generales y de acceso, es opcional y se podrá solicitar en los próximos días a través de un portal web. Por SMS o a través de correo electrónico recibirán un código que les permitirá retirar la acreditación. El reto, «disminuir la temporalidad en el empleo, dar estabilidad y mostrar la seriedad que supone venir a trabajar a esta organización» está servido.