El HUCA recibe a los primeros 64 pacientes hospitalizados y atiende 72 urgencias

El HUCA recibe a los primeros 64 pacientes hospitalizados y atiende 72 urgencias

Sanidad inicia el traslado de los 270 pacientes que seguían en las habitaciones del viejo hospital

LAURA FONSECAGijón

El nuevo HUCA vive hoy su gran desembarco. El traslado en ambulancia de los cerca de 270 pacientes que aún permanecían ingresados en el vetusto y desconchado complejo de El Cristo pondrá fin a un proceso, el de la construcción del nuevo hospital, sobre el que Asturias llevaba debatiendo la friolera de tres décadas. El flamante HUCA afronta su prueba de fuego, «la fase más crítica» del traslado, en opinión del director del hospital, Miguel Rodríguez.

E HUCA ha recibido a lo largo de este sábado a los primeros 64 primeros pacientes hospitalizados (17 de ellos, en estado crítico). Entre los trasladados desde las instalaciones de El Cristo se encontraban dos embarazadas cuyo parto podría producirse en cualquier momento. Una de ellas ya ha dado a luz al que será el primer bebé nacido en el nuevo HUCA. Se trata de una ñina que llegó al mundo a las 16.30 horas.

Además, el servicio de Urgencias ha atendido a 72 personas. Según ha asegurado el gerente del Servicio de Salud (Sespa), Tácito Suárez, "las cosas están transcurriendo con normalidad que es la consecuencia de una planificación y de una estrategia perfectamente preparada por todo el equipo directivo del HUCA"

A las 9.10 de la mañana ha salido el primer convoy con pacientes del viejo hospital al nuevo HUCA con cuatro ambulancias, de las que tres eran UVIs móviles. En ellas viajaban dos bebés neonatos en incubadora, una niña ingresada en la UCI pediátrica y dos adultos de la UCI de cardiología. El convoy iba acompañado por motoristas de la Policía Local y escoltados por un coche de la Guardia Civil. A las 9. 20 llegaron ocho ambulancias al edificio de rehabilitación del viejo hospital, dos de ellas de soporte vital básico para continuar con el traslado de pacientes a la Cadellada. La previsión es que durante el día de hoy sean trasladados al nuevo hospital unos 70 enfermos. El operativo llevado acabo por Transinsa, empresa concesionaria del transporte sanitario en Asturias, arrancó a la hora prevista y sin incidencias.

Minutos después de iniciarse el operativo de traslado, Carlos Paniceres, consejero delgado de Transinsa, detalló que "en el proceso participan 50 personas incluido el Centro Coordinador de Ambulancias". A lo largo del día, 15 ambulancias, de las que tres son UVIs móviles, se encargarán de transportar a los enfermos. Se han establecidos dos grupos, de manera que se hace un efecto noria, lo que supone que cuando un grupo de ambulancias llega a la Cadelleda, otro convoy ya está en disposición de salir del viejo hospital, aseguró. Paniceres dijo también que seremos especialmente sensibles con los familiares de los pacientes para los que hay dispuestos también transporte. El objetivo no es correr y apurarse sino la seguridad del paciente, matizó el consejero delegado de Transinsa.

Sanidad ha trasladado ya a 31 pacientes de las antiguas instalaciones a las nuevas. Además, en el nuevo hospital se han atendido 56 urgencias en su primera jornada de funcionamiento, que ha comenzado a las ocho de la mañana. Los responsbles del HUCA también están pendientes de dos mujeres embarazadas a punto de dar a luz. Sus hijos serían los primeros niños nacidos en el nuevo hospital de referencia del Principado.

Hace dos semanas fue el turno de las consultas externas, que iniciaron su andadura el 3 de junio. Desde entonces, por la zona ambulatoria de La Cadellada han pasado 9.270 pacientes, 5.668 sólo en esta última semana. Los problemas y fallos registrados en los primeros quince días son considerados «normales» por los responsables sanitarios. Antonio Álvarez, director de Atención Sanitaria del Área IV, se mostró «razonablemente satisfecho» y enmarcó las deficiencias detectadas y las obras aún sin concluir como algo propio de un proceso de arranque como el que vive un hospital de las tremendas dimensiones del HUCA.

Hoy el viejo hospital «pasará a la historia» y La Cadellada empezará a escribir la suya propia. A las 8.30 horas está previsto que comience el operativo de traslado de los hospitalizados. En El Cristo aún quedan 270 enfermos, de ellos, 35 se encuentran en UCI. Serán éstos, los críticos, los primeros en abandonar el viejo hospital. Para ellos se ha dispuesto el dispositivo especial en UVIs móviles. A partir de las 9.30 horas le llegará el turno a los enfermos menos críticos. Irán en convoys de cuatro ambulancias y harán el recorrido entre el viejo y el nuevo HUCA escoltados por 4 agentes motorizados de la Policía Local, un coche patrulla y otro de la Guardia Civil.

Sanidad confía en poder trasladar cada día unos 70 enfermos. El operativo tocará a su fin el martes, el mismo día que se prevé que La Cadellada comience a realizar sus primeras operaciones programadas (las de pacientes en lista de espera). Así lo precisó ayer, la subdirectora de Atención Sanitaria del HUCA, Isabel González Fouces, quien destacó, además, que desde las 8 de hoy, las urgencias «ya se atenderán» en La Cadellada. En el viejo hospital quedará un retén (un equipo médico completo) que permanecerá allí solo 24 horas por si llega algún paciente que se haya despistado.

"Con voluntad se salva todo"

La opinión

Como directiva participó en la redacción del Plan Funcional del nuevo HUCA y también en la comisión para la construcción del hospital. Pero hoy, Paz Villaverde, médica internista en el Hospital Central, será la jefa de guardia de toda La Cadellada. Y está feliz. «Estoy descolocada. Es como un salto en el tiempo», confesaba ayer, mientras solventaba los últimos flecos para «la histórica jornada» de hoy. Sobre los problemas detectados en la apertura indicó que «es lo esperable y con buena voluntad todo se puede salvar».

El HUCA abrirá hoy no sólo sus plantas de hospitalización sino también 9 unidades de cuidados intensivos para adultos, cuatro paritorios, el cien por cien de la UCI pediátrica y de la atención infantil, y diez de sus 36 quirófanos. Con esta dotación, según dicha responsable, «se cubre as necesidades de adultos e infantil». Poco a poco, en La Cadellada irá cobrando mayor velocidad. Así, el lunes serán ya 19 los quirófanos operativos y el martes se iniciará la actividad programada. No obstante, los pacientes ingresados no podrán recibir visitas hasta mañana, domingo, cuando el área de hospitalización, cuyo vestíbulo aún está en obras, abra el recinto al público general. Es previsible, también, que hoy se produzca el primer alumbramiento. «Hay luna llena y aunque no es un dato muy científico, dicen que los partos se incrementan», bromeó Álvarez, quien aseguró que el nuevo HUCA «está preparado para todo lo que llegue».

 

Fotos

Vídeos