El envejecimiento y la natalidad concentrada en las ciudades amenazan con hacer «insostenible» la demografía asturiana

Edificios abandonados en la aldea de Bustovela. /
Edificios abandonados en la aldea de Bustovela.

Un informe de la Universidad alerta del «grave problema» de la región y propone analizar cada zona de forma individual para aplicar políticas personalizadas

EUROPA PRESSoviedo

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha presentado este jueves junto al profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo y coordinador de 'REGIOlab', Fernando Rubiera, el primer informe 'Diagnóstico de la situación y perspectivas demográficas del Principado de Asturias'. Rubiera ha destacado como principal aspecto del informe la necesidad de impulsar desde las regiones del continente una política a nivel europeo que dé respuesta al problema demográfico. Este es el primero de los tres informes que tratarán de abordar el problema demográfico, y en él se ha realizado un estudio de la situación de la demografía asturiana, que está en "retroceso" según Martínez.

El informe, según ha explicado Rubiera durante la presentación, aborda el "grave problema" de la demografía en Asturias, la cual ha asociado a la baja natalidad, el alto envejecimiento de los habitantes de Asturias y a la pérdida de población por otros motivos.

Entre las ideas claves expuestas por Rubiera, el informe elaborado por el Laboratorio de Análisis Económico Regional 'REGIOlab' destaca que el problema demográfico de Asturias "no puede entenderse fuera de Europa" por lo que Rubiera ha insistido en el "esfuerzo" que hay que hacer para comprender las dinámicas europeas. Estas, ha explicado, consisten en la concentración de actividad económica y la riqueza en las grandes ciudades, donde como consecuencia también se concentra el mayor número de población. En este sentido, ha incidido en que Asturias tiene una ventaja, ya que existe un "gran conglomerado" en el área central -compuesto por las grandes ciudades Oviedo, Gijón y Avilés- que concentra la actividad económica y la mayor cantidad de población.

No obstante ha subrayado que esta fortaleza es a su vez la mayor debilidad de la región, ya que provoca que el resto de Asturias, las alas occidental y oriental, estén más despobladas y con la población más envejecida, provocando una "desigualdad entre dos Asturias muy marcada". Así, esta situación se podría convertir en "insostenible" por el envejecimiento creciente y la natalidad concentrada en el centro urbano, pudiendo llegar a una situación "extremadamente grave" en 20 años, al igual que sucede ahora en el occidente y oriente asturianos. Por otro lado, el informe destaca la necesidad de estudiar cada zona del Principado una por una, a que los municipios de la zona central "no tienen el mismo comportamiento que los de las alas". En los segundos, se produce una dispersión de la población, baja natalidad, envejecimiento y pérdida de población. Por ello el coordinador de 'REGIOlab' ha incidido en la importancia de analizar "de forma muy sesgada" cada zona, a nivel municipal. "La Asturias rural tiene muchos matices, tanto en el interior como en la costa", ha señalado. Así, ha concluido que las políticas "no deben ser idénticas" en cada zona, sino que hay que abordar medidas "muy distintas" entre el centro y alas y dentro de las mismas.

PROBLEMA A NIVEL EUROPEO

Esta situación, ha explicado Rubiera, no se debe a Asturias. "No hacemos las cosas mal" ha apuntado. Sino que, hay que entender el comportamiento enmarcado en las dinámicas de Europa, así, "esta situación la provoca la posición de Asturias en Europa", fuera de los ejes de mayor dinamismo económico. Por ello ha considerado relevante que "toda política seria se articule a escala superior, a nivel europeo". A nivel más regional, ha subrayado como "aspecto fundamental" el aprovechamiento del conglomerado urbano del centro, para conectarse a las dinámicas de crecimiento.

En la segunda parte del informe se establecerán una serie de proyecciones de futuro a raíz de las conclusiones del primero, realizado "con la intención de que fallen estas predicciones". La tercera parte se orientará a elaborar una serie de políticas que den solución al problema.

Por su parte el consejero de Presidencia ha subrayado la necesidad de "repensar bien" la estrategia demográfica, de cara a hacer frente a "una realidad". En este sentido ha destacado la necesidad de impulsar desde el Gobierno del Principado políticas similares a los modelos nórdicos, que se centren en la mejora y el impulso de servicios públicos "avanzados y calidad". En relación con otro tipo de políticas, Rubiera ha señalado como políticas deseables para combatir el retroceso demográfico las medidas destinadas a la conciliación familiar y laboral, así como medidas que faciliten la incorporación al mercado laboral de las mujeres a fin de que se "despierte" la natalidad.