El Principado adjudica 335 jefaturas de negociado 15 años después del último concurso válido

«Durante este periodo de 15 años -sostiene la asociación Conceyu por otra Función Pública- la Administración del Principado ha vivido en una especie de 'estado de excepción', con la totalidad de los puestos vacantes cubiertos de forma provisional»

EUROPA PRESSOVIEDO

El Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) publica este martes la resolución por la que se adjudican definitivamente 335 puestos de jefatura negociado pertenecientes a la Administración del Principado de Asturias, resolviendo el concurso de méritos convocado al efecto. "Esta adjudicación se produce quince (15) años después del último concurso de méritos válidamente celebrado para esta categoría de puestos de trabajo, que data del año 1.999 (convocatoria publicada en BOPA de 14 de septiembre de 1998), según Conceyu por otra Función Pública.

Durante este periodo de 15 años, sostiene la asociación, la Administración del Principado "ha vivido en una especie de 'estado de excepción', con la totalidad de los puestos vacantes cubiertos de forma provisional (en comisión de servicios), mediante nombramientos discrecionales (a dedo) realizados por los responsables políticos de los diferentes gobiernos que se han ido sucediendo al frente de la Comunidad Autónoma. Una situación de excepcionalidad que no tiene parangón en ninguna otra Administración Pública conocida".

Señalan que el "incumplimiento sistemático" de la obligación que establecía la Ley de Función Pública del Principado de que los puestos vacantes cubiertos provisionalmente debían ser provistos mediante convocatoria pública, al menos, con periodicidad anual, "es una de las causas de porqué fue posible mantener y consolidar este sistema de clientelismo laboral en la carrera profesional de los empleados públicos del Principado de Asturias durante década y media".

Además recuerdan "la ilegalidad de los dos intentos de convocatoria de concurso de méritos realizados en este periodo de 15 años, cuyas bases fueron declaradas nulas por los tribunales de justicia: la convocatoria de jefaturas de negociado de octubre de 2006, anulada en sentencia de 12 de noviembre de 2007 del TSJA y su repetición, efectuada en el mes de octubre de 2008, anulada por sentencia del TSJA de 21 de junio de 2010".

También hacen hincapié en "la insuficiencia manifiesta de los medios personales y organizativos dedicados por la Dirección General de Función Pública a la convocatoria y resolución de los concursos de méritos".

Por último, desde Conceyu por otra Función Pública sostienen que "la resolución del concurso de méritos que se publica debiera ser el primer paso para normalizar el caos en el que se encuentra la Función Pública asturiana, pero "desconfiamos plenamente de cualquier cambio de actitud que pueda provenir de una Dirección General de Función Pública responsable directa de la gestión clientelista, politizada, ineficaz e ilegal de los últimos quince años".