El Tribunal de Cuentas interviene en el 'caso Renedo' para recuperar el dinero público

Ignacio Prendes, hablando ante el presidente Javier Fernández. /
Ignacio Prendes, hablando ante el presidente Javier Fernández.

Investigará el fraude en Educación. «Defender el reingreso de los fondos era la primera misión del Principado y aún no lo ha hecho», afea UPyD

R. MUÑIZGIJÓN

La exministra Margarita Mariscal de Gante, en su actual condición de consejera del Tribunal de Cuentas, acaba de ordenar la apertura de unas diligencias de investigación para determinar cuánto dinero del Principado fue defraudado por la trama del 'caso Renedo' y reclamar a los culpables la devolución de los fondos.

El organismo adopta esta resolución después de que el diputado de UPyD Ignacio Prendes cursara una denuncia en la que relataba que la comisión parlamentaria de investigación abierta sobre el asunto había apreciado una serie de irregularidades contables y que el dictamen de conclusiones instaba al Principado a ponerlas en conocimiento del Tribunal de Cuentas. El presidente Javier Fernández, sin embargo, declinó tomar ese camino sosteniendo que el asunto estaba bajo investigación penal y que hasta que no hubiera sentencia la Administración regional no podía hacer nada más.

«La decisión del Tribunal de Cuentas demuestra ahora que sí había mecanismos al alcance del Principado para que éste cumpliera su primera misión en este tema, que es ver cuánto le han robado, quién se lo ha llevado y exigirle que lo devuelva», estima el representante de UPyD. «Es vergonzoso que hayan pasado más de cuatro años y aún no lo haya hecho; ni siquiera han calculado cuánto fraude hubo en la Consejería de Educación», agrega.

La denuncia de la formación magenta desencadenó un trámite de consultas en el cual la fiscalía y los servicios jurídicos del Principado tuvieron que admitir al Tribunal de Cuentas que sí convenía que tomase cartas en el asunto. Ahora, tras la decisión de la consejera Mariscal de Gante, la Comisión de Gobierno del Tribunal decidirá si las pesquisas las dirige un experto propio o las confía en la Sindicatura de Cuentas.