Una empresa de la consejera de Bienestar y su marido participó en grandes obras del Principado

Esther Díaz, durante su comparecencia en la Consejería de Bienestar Social./
Esther Díaz, durante su comparecencia en la Consejería de Bienestar Social.

Davelco, que alquila maquinaria para la construcción, trabajó en la residencia del Montepío, en el HUCA y en El Musel, entre otros proyectos

M. GUTIÉRREZgijón

Davelco, una empresa en la que la consejera de Bienestar Social mantiene el 19,80% del accionariado y administrada por su marido, ha participado en algunas de las principales obras realizadas en Asturias por la Administración en los últimos años, nunca por adjudicación directa, pero sí subcontratada por las empresas ganadoras de los concursos públicos. Esta sociedad de la que el cónyuge de la consejera, el empresario David González Galán, es administrador solidario, fija su creación en 1992, un año después de que Esther Díaz se afiliara al PSOE de Langreo.

declaraciones

Según su razón social, Davelco se dedica «a la venta y alquiler de maquinaria, herramientas y vehículos para la construcción, obras públicas, minería e industria». En la última década ha logrado contratos en importantes proyectos llevados a cabo en la región. La propia empresa destaca en su página web que ha «colaborado» en las obras de ampliación de los puertos de El Musel y Avilés, el Hospital Central de Asturias o el Palacio de Justicia de Gijón. También en proyectos como el campus de Mieres y su centro de investigación, el soterramiento de la línea de Feve en Langreo, el nuevo estadio de Ganzábal o la construcción de la autovía Riaño-Sama.

La participación de Davelco en estas obras hizo que Esther Díaz recibiera críticas de los grupos de la oposición durante su etapa como alcaldesa de Langreo, entre los años 2003 y 2012. La entonces regidora siempre defendió que todas sus actuaciones se habían desarrollado dentro de la más absoluta legalidad, sin participar en la gestión de Davelco.

Davelco también incluye entre sus trabajos una obra inmersa en la polémica en las últimas semanas: la construcción del geriátrico de Felechosa. Este proyecto fue adjudicado por el Montepío de la Minería a Alcedo de los Caballeros en marzo de 2009, durante el mandato de José Antonio Postigo como presidente de la mutua. Una de las principales objeciones que afrontaba la decisión de que las obras fueran ejecutadas por la empresa de Juan Antonio Fernández fue la escasa entidad de la constructora. En aquel momento, Postigo defendió que la «comisión técnica elaboró unas bases para la selección considerando que las empresas, dentro de lo posible, estuvieran ubicadas en Asturias, preferentemente en las cuencas mineras». «La empresa es la que es y al ser la adjudicataria una sociedad cercana permitirá estar más unidos para sacar el proyecto adelante», argumentó el entonces presidente del Montepío, que defendió que la propuesta seleccionada era la de mayor calidad y no daría lugar a sobrecostes.

Tras este alegato, la Comisión Regional de la entidad aprobó por unanimidad la propuesta técnica. Según concretaron el viernes los actuales responsables del Montepío, en la obra se certificaron pagos por valor de 29 millones. Davelco fue una de las empresas subcontratadas por Juan Antonio Fernández. La residencia inició su andadura en la primavera de 2012, casi al tiempo que Esther Díaz llegaba a Bienestar Social. Cuatro meses después, la consejera, al igual que el resto del Gobierno regional, hacía pública la declaración de bienes en la que se reconocía como accionista de Davelco, con un 19,80%, por un valor nominal que cifró en 11.880 euros.

En los últimos años, Davelco ha reducido su volumen de negocio. Sus últimas cuentas de resultados, del año 2013, reflejan unas ventas de 457.686 euros. En 2009, su cifra de facturación superaba los 1,2 millones. La sociedad de la que es accionista la consejera, radicada en el polígono langreano de Riaño, forma parte del Grupo Avance junto a otras cuatro empresas asturianas -Aldaco, Ama, Fuyro y Noega- vinculadas al mismo sector, aunque en la web que comparten con Davelco estas últimas destacan su amplia experiencia tanto en obras públicas como privadas. Según el Registro Mercantil, González Galán es también administrador de Aldaco y consejero en la sociedad El Cuetu, dedicada a la gestión de residencias de la tercera edad.

Este diario se puso ayer en contacto con la Consejería de Bienestar Social para tratar de recabar la versión de Esther Díaz sobre este asunto. La consejera rechazó realizar ningún tipo de declaración. Sí ha realizado declaraciones posteriormente en una rueda de prensa.