Asturias es la sexta región que más bajó su gasto en Educación entre 2009 y 2012

Alumnos del colegio avilesino Palacio Valdés, en una imagen de 2012. /
Alumnos del colegio avilesino Palacio Valdés, en una imagen de 2012.

La reducción, de 141.869 euros, fue de un 15%, tres puntos más que la media estatal. En todo el país, el recorte fue de 6.486 millones

E. RODRÍGUEZ / AGENCIAS

El Ministerio de Educación acaba de dar a conocer el gasto público en educación del año 2012, el último del que hay información oficial. En un momento en el que el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, habla de que 2015 será el año del despegue de la economía, llega el momento de mirar más atrás en el tiempo y hacer balance de los principales años de la recesión. El recorte en el conjunto del país es muy llamativo. Entre 2009 y 2012, las administraciones públicas recortaron el montante destinado a políticas educativas en 6.486 millones, al pasar de los 53.092 millones a los 46.606, un 12% menos.

El descenso registrado en Asturias en términos absolutos no es tan significativo (141.869 euros en el mismo periodo), pero en porcentaje supera la media estatal con un 15,26% si se comparan las cifras facilitadas por el departamento de José Ignacio Wert. Este dato convierte al Principado en la sexta comunidad autónoma que más redujo su gasto público en educación. Le superan en la tabla Castilla-La Mancha, con una bajada del 20,6% y 415.200 euros menos; la Comunidad Valenciana, con un 19% menos y un descenso de 971.527; Canarias (-17% y 307.405 euros menos); Baleares (-16,7% y 152.171) y Navarra, con una disminución muy similar al del Principado, 15,2% y 102.943 euros de descenso. La tendencia de reducir partidas fue generalizada, pero entre las que menos lo hicieron en términos porcentuales figura Andalucía, con un 5% (396.719); el País Vasco, con un 7,62% (213.299) y Cantabria, con un descenso del 8% (50.186 euros menos).

El recorte ha afectado a todas las etapas. En Educación no universitaria hay cinco millones menos; en la universitaria, 1,3, y el capítulo dedicado a becas ha caído de los 1.770 millones a los 1.753 del año 2012.

Según fuentes del Ministerio de Educación recogidas por el diario 'El Mundo', «conviene analizar con cuidado la caída del gasto público en relación con el Producto Interior Bruto (PIB)» porque, aseguran, se ha empleado ahora un nuevo sistema de cálculo -que incluye el dinero de la prostitución o el tráfico de drogas- y «por eso ha bajado tanto como pudiera parecer». En cualquier caso, admiten que, en 2012, que fue el primer año de gobierno real del PP «hubo que tomar medidas extraordinarias derivadas de la extrema situación económica del país, lo que hizo que el gasto público bajara». En 2012, el peso de la educación en el PIB era de un 4,42%, lejos de la media europea de entonces, del 5,5%.

En cuanto a la comparativa entre 2011 y 2012, el gasto en esos doce meses bajó en 4.222 millones de euros, hasta situarse en los 46.606 anteriormente citados, lo que supuso un retroceso del 8,4%. En la relación anual, la que salió peor parada fue la educación universitaria (31.817 millones de euros), con una caída del gasto del 8,9%, al igual que el capítulo de becas, con 1.753 millones y un descenso idéntico del 8,9%. Le siguieron la educación no universitaria, con 31.825 millones y una caída del 9,1%; y la Formación Ocupacional, con 1.122 millones y un descenso del 6,9%. Los recortes se produjeron tanto por parte del ministerio como por parte de las administraciones educativas de las comunidades. La cartera de Educación, Cultura y Deporte vio menguar su presupuesto una cuarta parte. En concreto, un 24,4%. En la comparativa por regiones, Asturias se situó, en este caso, en la parte baja de la tabla, con un -6,6%.