El Principado suprime un colegio en Tapia y otro en Mieres por falta de alumnos

Se trata del de Mántaras, en la lacalidad tapiega, y el de Santa Cruz, en la cuenca del Caudal | Por último, la consejería también ha decretado la creación del colegio público Oblanca, en sustitución del CRA del mismo nombre, en Cangas del Narcea

EUROPA PRESS OVIEDO

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Principado de Asturias ha decidido suprimir dos colegios públicos, el de Mántaras en Tapia de Casariego y el de Santa Cruz, en Mieres, ante la falta de alumnos en ambos centros, según se ha publicado este lunes en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA).

El colegio público Mántaras, en la localidad de Mántaras-Tapia de Casariego, se formó en 2005, al mismo tiempo que se suprimió el Colegio Rural Agrupado de Castropol, y se crearon los colegios públicos Castropol, Valdepares y Mántaras. Según la disposición del Boletín, la supresión de este último responde al objeto de "adecuar la red de centros públicos a la realidad actual, una vez observada una disminución del número de matrículas". De hecho, para el curso 2014-2015 solo había matriculados tres alumnos.

Dichos alumnos, después de la supresión del colegio, se trasladarán al colegio Príncipe de Asturias, también en Tapia de Casariego. Los docentes que desempeñaban su labor en Mántaras, por su parte, han perdido su puesto de trabajo y "deberán participar en los procedimientos de provisión de puestos de trabajo que se convoquen".

Igualmente, los docentes que hasta ahora trabajaban en el colegio público Santa Cruz, en La Barraca-Mieres, también pasarán al "colectivo preferente" de provisión de puestos de carácter provisional en tanto no obtengan un destino definitivo. En el caso del colegio mierense, han sido los alumnos del centro los que "voluntariamente" han optado por escolarizarse en otros centros de la zona como el Aniceto Sela, el Santa Eulalia o Las Vegas.

En el Boletín de la comunidad autónoma, la Consejería que dirige Ana González también ha dispuesto la creación del Colegio Rural Agrupado (CRA) Eugenia Astur-La Espina, como resultado de la fusión de los colegios Rurales Agrupados Eugenia Astur de Soto de la Barca, creado en 1993, y el de La Espina, creado en 1994.

Con esta medida la consejería pretende "la racionalización y aprovechamiento de los recursos humanos", al tiempo que se mantendrá la oferta educativa de ambos centros. El personal docente continuará prestando sus servicios de forma definitiva en el nuevo Colegio Rural Agrupado.

Por último, la consejería también ha decretado la creación del colegio público Oblanca, en sustitución del CRA del mismo nombre, en Cangas del Narcea. En 2009 se creó el Colegio Rural Agrupado Sierra-Obanca, con su ámbito de actuación en las localidades de Biescas, Carceda, San Pedro de Coliema y Tebongo, pero por Resolución de 16 de marzo de 2010, de la Consejería de Educación y Ciencia, se autorizó el cambio de denominación del Colegio Rural Agrupado Sierra-Obanca que pasó a denominarse Colegio Rural Agrupado Obanca.

El descenso de matrícula producido en los últimos años obligó al cierre de todas las aulas de las localidades que estaban integradas en el ámbito del Colegio Rural Agrupado. La creación ahora de este centro educativo por transformación del Colegio Rural Agrupado Obanca, tiene como fin "mejorar la prestación del servicio público educativo y asegurar la escolarización del alumnado en condiciones de calidad".