20 centros educativos de la región participan en el proyecto para prevenirlo

La directora de Formación y Proyectos de FORSER, Mayte García, en el centro, con Andrea Núñez, responsable del departamento de contenidos, y Ángel García Morán, director general de la empresa. /
La directora de Formación y Proyectos de FORSER, Mayte García, en el centro, con Andrea Núñez, responsable del departamento de contenidos, y Ángel García Morán, director general de la empresa.

El objetivo es ofrecer a padres y profesores herramientas para resolver situaciones sobre este tipo de conflictos

E. RODRÍGUEZ OVIEDO.

Veinte centros (diez de Primaria y otros diez de Secundaria) participan en el proyecto que ha puesto en marcha la Consejería de Educación para prevenir el ciberacoso y que ya está en marcha. La empresa FORSER (Formación y Servicios), ubicada en El Entrego, ha sido la adjudicataria de esta iniciativa, que se dividirá en cuatro fases (culminará el 5 de junio) e involucrará a padres, profesores, alumnos y personal no docente. Según avanza Mayte García, directora de Formación y Proyectos de FORSER, «el objetivo es favorecer el aprendizaje de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para ofrecerles herramientas y estrategias que les permitan prevenir riesgos y resolver situaciones de conflicto».

Porque peligros hay. En muchas ocasiones, por hacer mal uso de las redes sociales. Pero la idea del proyecto también es «romper los mitos» que existen sobre internet y las aplicaciones móviles y darles «una visibilidad positiva, ya que, si se utilizan bien, tienen mucho potencial'.

La primera fase será la de teleformación. Hasta el 13 de marzo, la empresa ofrecerá un curso online a padres, profesores y personal no docente, en el que les sensibilizará sobre el uso seguro de las TIC, la prevención del ciberacoso y «las herramientas que les permitirán actuar como ciberacompañantes de los niños a través de las redes sociales». Se entiende como ciberacompañantes, en este caso, a los adultos que guían a los menores en el buen uso de las TIC. «De este modo, se produce una mediación activa, no desde el desconocimiento y la prohibición en su uso sin explicación ni justificación. Un adulto que conozca las redes sociales y su público objetivo puede orientarlo hacia aquellas que puede utilizar según su edad e intereses», añade García.

¿Facebook a los diez años?

En este sentido, la directora de formación de FORSER advierte de que «no es coherente que un niño de diez años tenga abierta una cuenta en Facebook, porque es una red generalista enfocada a otro tipo de perfiles». Y, aunque existen numerosas redes sociales para mayores de edad, también las hay para niños. Club Penguin, de Disney; Togetherville, Kidswirl o GiantHello son algunas, con filtros seguros en pro de su privacidad o que bloquean automáticamente tacos o expresiones groseras. Niños de 14 también pueden acceder a otras como Tuenti.

En esta primera fase de teleformación, se les dará a conocer las Google Tools y redes como Facebook, Twitter e Instagram, la constitución de la identidad digital y la protección de la privacidad. «También se les informará de los distintos recursos de que disponen ante determinados fraudes o delitos», como el grooming (acoso sexual de un adulto hacia un menor); el ciberacoso o sexting (difusión incontrolada de mensajes, fotos o vídeos de contenido sexual a través de las TIC) y qué entidades les pueden ayudar y dónde.

Tras la teleformación, llegará el turno de la formación presencial -seis sesiones de tres horas semanales- que se desarrollará en el Centro de Profesores y Recursos más próximo a la mayoría de los centros inscritos, en la que se reforzarán los conocimientos adquiridos. «Se trata de abrir un debate sobre el uso que hacen los niños y los jóvenes de internet, y que padres y docentes sepan formar a los alumnos sobre qué páginas y redes son adecuadas». Mayte García subraya que, «aunque un adulto les prohíba el acceso, los hijos tienen que entender por qué. Y es en este aspecto donde también queremos acompañar a los padres». En ocasiones, les deniegan el acceso por desconocimiento, cuando herramientas como Google Tools pueden ser de gran ayuda para elaborar el calendario escolar u organizar tareas domésticas.

Tecnologías que ayudan

Otros ejemplos son los blogs, «que favorecen la comunicación entre el alumnado y el profesorado, estimula el aprendizaje y potencia el trabajo en equipo»; Skype, «que, además de permitir hacer llamadas a familiares que viven lejos, ayuda a contactar con otros compañeros del colegio y hacer juntos los deberes» e incluso comunidades que hay en Facebook. «Son grupos privados que permiten compartir imágenes, documentos, enlaces web., y pueden ser una muy buena herramienta para trabajar en equipo.

La tercera fase tendrá lugar ya en los centros escolares inscritos y a ella se sumarán los alumnos. «Como la idea es que este proyecto sirva de base para que cada uno de ellos elabore un plan de prevención contra el ciberacoso, se verá qué ideas han surgido, qué metodología van a desarrollar, quiénes van a ser los responsables de llevarlo a cabo y qué tareas van a asumir. De lo que se trata es de dar continuidad al proyecto». Las cuatro sesiones, de dos horas a la semana en cada centro, se desarrollarán con una metodología participativa a través del desarrollo de dinámicas e incluso una gincana digital. Los días 28 y 29 de mayo y 4 y 5 de junio se celebrará Encuentrastur, en el albergue El Florán, de Blimea. En cada una de las convocatorias se reunirán 100 profesores y alumnos, que disfrutarán de actividades de ocio y tiempo libre vinculadas a la temática del proyecto. Para padres y docentes hay una página en Facebook, 'Prevención del ciberacoso', en la que se irán colgando documentos, imágenes y enlaces relacionados con esta cuestión.