Pastor aprueba el plan de infraestructuras que promete un AVE por la costa antes de 2024

Los trenes de la extinta Feve son los únicos que, por ahora, cubren el recorrido costero. /
Los trenes de la extinta Feve son los únicos que, por ahora, cubren el recorrido costero.

El ministerio cierra su programación de obras para la próxima década ignorando todas las alegaciones que le planteó el Principado

RAMÓN MUÑIZGijón

¿Para qué sirve un plan de infraestructuras? La teoría dice que estos documentos marcan una jerarquía en la cartera de proyectos, establecen qué obras han de ejecutarse primero y cuáles esperarán. La construcción de una autovía o una línea de alta velocidad exige de plazos que exceden la legislatura y por eso conviene que estas programaciones se hagan con cierto consenso, que lo que empieza un Gobierno lo pueda continuar el siguiente. La función de los planes es esta, sin embargo la realidad va por otro lado. Cada vez que un partido político se hace con el Ministerio de Fomento enseguida llega a la conclusión de que el plan elaborado por sus predecesores está desfasado e inicia la tarea de nuevo.

Al Plan Director de Infraestructuras 1993-2007 socialista le sustituyó el Plan de Infraestructuras del Transporte (PIT) 2000-2007 impulsado por Francisco Álvarez-Cascos. Magdalena Álvarez lo relevó a su vez por el Plan Estratégico de Infraestructuras del Transporte (PEIT) 2005-2020 y en esta legislatura Ana Pastor estaba llamada a hacer lo propio.

En septiembre de 2012 la actual ministra cumplió, presentando en el Congreso las líneas maestras del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI) 2012-2024. El borrador ha estado sujeto a alegaciones, sugerencias y mejoras, al punto de que Fomento habilitó en su web un espacio para que cualquier ciudadano participara en el debate. La discusión no concluyó hasta el 5 de mayo. Ese día el 'número 2' de Pastor, su secretario de Estado de Infraestructuras Julio Gómez-Pomar firmó la resolución que pone el punto final al documento definitivo.

Asturias en el PITVI

Autovías: apuesta por llevar la autovía del Cantábrico hasta Lavacolla, culminar la A-63 hasta La Espina y continuarla a Canero.
Acondicionamientos: Mejorar la N-630 entre La Robla y León, acondicionar la N-625 en Asturias y Castilla y León. Además contempla la variante de Panes.
Área metropolitana: admite la necesidad de una «mejora» en la Y.
Acceso a puertos: nueva autovía de acceso a El Musel y ronda Norte de Avilés.
Cercanías: plan global de Cercanías. Mejora de la accesibilidad a las estaciones de Lugones, Mieres-Puente, Lugo de Llanera, Calzada de Asturias, Lena, Avilés, La Felguera, Villalegre y Sama.
Alta velocidad: tramos León-La Robla, variante de Pajares yLena-Gijón/Avilés. También corredor Cantábrico (Bilbao-Ferrol).

El trámite de alegaciones ha logrado algunos cambios. Se caen nueve proyectos por los que inicialmente apostaba el equipo de Pastor, entre los que se encuentra el AVE Ruta de la Plata desde León a Plasencia, una idea que beneficiaba al Principado y para la que la ministra llegó a reclamar ayudas comunitarias. El asunto causó cierta sorpresa, toda vez que la línea ferroviaria convencional que cubría ese eje es de las pocas que han sido clausuradas en la España democrática. Ahora, tras reflexionar sobre el tema, Fomento asume que la iniciativa tendría un «impacto potencial significativo» y la descarta.

304 alegaciones analizadas

Tras analizar las 304 alegaciones recibidas, el ministerio admitió ampliar la lista de proyectos con otras 19 novedades. Ninguna afecta directamente a los intereses regionales. Fomento ha decidido así ignorar las alegaciones que le dirigió el Principado; es lo mismo que a su vez hizo la consejería con las alegaciones que el ministerio le mandó de cara al plan regional de infraestructuras.

Sea por represalia o convencimiento, lo cierto es que el ministerio desestima los intentos del Principado de sumar a la lista de compromisos del Estado la autovía La Espina-Cangas y la vía rápida que desde ahí continuaba hasta Ponferrada, el túnel de El Fitu o la culminación del 'metrotren' gijonés.

El PITVI, que queda definitivamente aprobado con la resolución dictada por Gómez-Pomar, acota los compromisos del ministerio en materia de autovías a la ejecución de los accesos a El Musel, la ronda Norte de Avilés, además de la culminación de la A-63 hasta La Espina y su posterior prolongación a Canero. El ministerio, por cierto, estima en los 485 millones la ejecución de este último tramo. En el área central reconoce la necesidad de ejecutar una «mejora» de la 'Y' Oviedo-Gijón-Avilés. En la red convencional urge a acometer la variante de Panes y acondicionar la N-625 Arriondas-Mansilla de las Mulas.

Para el capítulo ferroviario, el plan ratifica la intención de Fomento de llevar la alta velocidad hasta Avilés y Gijón, y confirma su apuesta por el AVE del Cantábrico. La ejecución de un corredor costero de alta velocidad de 430,67 kilómetros entre Ferrol y Bilbao, que atraviese la rasa asturiana, queda definitivamente entre las metas que el ministerio se propone materializas de aquí al año 2024.

Según las últimas estimaciones realizadas por técnicos del Principado, un asunto de semejante envergadura supone enfrentarse a una factura de 8.140 millones sólo por las obras a desarrollar en la región. La financiación tendría que salir exclusivamente de los presupuestos del Estado, dado que, pese a los intentos de Pastor, la Comisión Europea desestimó en su día asumir este proyecto entre los susceptibles de recibir sus ayudas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos