Tráfico anulará el tercer carril de la A-8 en Villaviciosa los fines de semana

Atasco de tráfico en la confluencia de las autovías A-8 y A-64 en dirección a Villaviciosa. /
Atasco de tráfico en la confluencia de las autovías A-8 y A-64 en dirección a Villaviciosa.

La DGT adoptará esta medida el resto del mes para evitar atascos y la Guardia Civil impedirá que los coches frenen al acceder al túnel

PALOMA LAMADRID

Atajar el problema de los kilométricos atascos que se produjeron en las carreteras asturianas durante los últimos fines de semana para evitar que se repitan. Éste es el objetivo que persigue la DirecciónGeneral de Tráfico (DGT), que ha decidido adoptar una serie de medidas para solucionar los embotellamientos registrados, sobre todo, en la autovía del Cantábrico a la altura de Villaviciosa. El buen tiempo lleva a muchos asturianos y visitantes a desplazarse cada fin de semana a diferentes playas de éste y otros concejos, lo que ha llegado a ocasionar retenciones de hasta 16 kilómetros. Fue lo que ocurrió la tarde del domingo 26 de julio, con el retorno de los arenales. Y lo que se repitió la mañana del 2 de agosto, en sentido Santander.

Intensifican los controles de alcohol y drogas

La agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificará esta semana los controles preventivos de alcohol y drogas entre las personas que se ponen al volante. Según datos de laDirecciónGeneral de Tráfico (DGT), de los 23 accidentes mortales ocurridos el pasado año en Asturias, en dos los conductores dieron positivo en este tipo de sustancias.

En la anterior campaña especial sobre control de alcoholemia y drogas, que tuvo lugar entre el 1 y el 7 de junio, fueron denunciados 113 conductores en el Principado, 32 de los cuales habían consumido estupefacientes. Las personas que circulen con una tasa que supere el doble de la permitida serán sancionadas con el pago de 1.000 euros. La misma cantidad que tendrán que abonar los conductores reincidentes.

En este sentido, la Ley de Seguridad Vial considera como tales a aquellos que hayan sido sancionados a lo largo del año inmediatamente anterior por dar positivo en el control de alcoholemia. Con una tasa de entre 0,25 y 0,50 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, el infractor tendrá que pagar 500 euros y perderá cuatro puntos del permiso de conducir.

Para conseguir una mayor fluidez del tráfico, la DGT mantendrá la anulación del tercer carril en sentido hacia la zona central de Asturias, una vez atravesado el túnel bajo la ría de Villaviciosa, para evitar el cruce de vehículos de un carril a otro. La jefa provincial de Tráfico en el Principado, Raquel Casado, explicó ayer, en declaraciones a TPA, que esta medida se reforzará con la presencia de parejas de la Guardia Civil «para que activen el tráfico». El trabajo de los agentes consistirá en impedir que los conductores reduzcan la velocidad de forma excesiva a la entrada del túnel y «sigan conduciendo al mismo ritmo al que iban».

Casado indicó que la tendencia de las personas que van al volante es frenar al entrar en el túnel «porque hay una sensación de más peligro». Además, el radar instalado en ese punto también provoca que los conductores aminoren la velocidad, en ocasiones de manera muy brusca. Si bien habrá que reducir hasta «90 ó 100» kilómetros por hora antes de entrar en el túnel, la misión de los efectivos de la Guardia Civil será impedir que se «produzcan frenazos continuos» como los registrados en los sábados y festivos anteriores. Ya que estas iniciativas han resultado satisfactorias para aligerar el tráfico, como se vio el pasado fin de semana, seguirán llevándose a cabo durante este mes. Se trata de que no vuelvan a producirse los tremendos atascos que se vivieron el último fin de semana de julio y el primero de agosto.

En la jornada del 26 de julio, los vehículos procedentes de las playas llaniscas, riosellanas y maliayas causaron grandes embotellamientos en Villaviciosa. Tanto es así que entre los puntos 340 y 356 se alcanzaron retenciones de hasta 16 kilómetros pasadas las ocho de la tarde después de varias horas de atasco. El tramo comprendido entre la salida de Quintes y Grases, en Villaviciosa, también fue una zona conflictiva. En ese punto de la autovía del Cantábrico, se registraron retenciones de diez kilómetros.

Durante el primer fin de semana de agosto, en Rodiles se contabilizaron unos 26.000 usuarios. También estuvieron llenas playa España y La Ñora, con los consiguientes atascos. Atascos de los que tampoco se libraron Lastres y Colunga. En Llanes, las dificultades para aparcar fueron notables en las playas de San Antolín, Torimbia y Toranda.