UGT y CC OO plantean que el sistema sanitario funcione «a tres turnos, como la siderurgia»

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ayer, frente a frente con Antonio Pino y Justo Rodríguez Braga. /
El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ayer, frente a frente con Antonio Pino y Justo Rodríguez Braga.

«El HUCA tiene equipos de primera división y hay que sacarles el máximo rendimiento. No se puede tener un escáner trabajando seis horas», opina Rodríguez Braga

LAURA MAYORDOMOGijón

«Si Arcelor trabaja a tres turnos, ¿por qué no va a trabajar a tres turnos un hospital, que atiende enfermos? Sería lo ideal». La propuesta la pusieron ayer sobre la mesa los secretarios generales de CC OO y UGT en Asturias, Antonio Pino y Justo Rodríguez Braga pero, dicen, es la reflexión que se hace cualquier ciudadano al preguntarse «¿cómo no somos capaces de sacar más rentabilidad al sistema público de sanidad?». Entienden los responsables de los dos principales sindicatos de la región que no es de recibo que «en un hospital, a las tres de la tarde, haya máquinas paradas». Y así se lo trasladaron ayer al consejero de Sanidad, Francisco del Busto, quien les respondió que su departamento realizará un estudio para determinar la carga de trabajo de cada centro sanitario -que «no es igual en todos los centros hospitalarios», les puntualizó- y adecuar las plantillas a sus necesidades.

en contexto

«Nosotros no estamos en la organización del trabajo, pero sí sabemos cómo se hace en otros sitios. Si es posible en otros sectores, como en la siderurgia ¿por qué va a ser tabú aquí?», plantearon Pino y Rodríguez Braga. La petición de los líderes de CC OO y UGT en Asturias no se refería sólo a personal. También a equipos. Y así, pusieron como ejemplo el nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), con «material quirúrgico y de diagnóstico de primera división al que hay que sacarle el máximo rendimiento». Porque «no podemos tener un escáner trabajando seis horas», insistió Rodríguez Braga.

Todo ello con un triple objetivo: ganar en eficiencia, garantizar la sostenibilidad del sistema público sanitario y reducir las listas de espera. Fue precisamente este último punto en el que mayor incidencia hicieron ayer tanto Rodríguez Braga como Pino. Porque las actuales cifras de demora «no son soportables» y encierran además, a su juicio, un peligro añadido: el de la privatización indirecta.

Listas de espera

Explicaron los responsables de CC OO y UGT que «hay dos formas de acabar con un sistema público. Una es la privatización directa, como se ha hecho de forma descarada en comunidades como Valencia y Madrid». Pero hay otra, que se produce «cuando el sistema no es útil ni presta un servicio a los ciudadanos, en lista de espera de varios meses». Ese es el riesgo, coincidieron ambos, al que se enfrenta el sistema sanitario en Asturias, donde «aumenta la atención en la privada porque en la pública no se están resolviendo a tiempo los problemas de los ciudadanos». En este sentido, Pino fue tajante: «Como accionistas del sistema, tenemos que ser exigentes para que éste nos devuelta en tiempo y con calidad lo que pagamos por anticipado».

Según el secretario general de CC OO, Del Busto coincidió ayer con ellos en la necesidad de defender el sistema sanitario público «frente a quienes dicen que lo defienden, pero que parece que lo van a acabar estropeando desde dentro». Aclaró después Pino que no se refería a los médicos que, en su opinión, están claramente a favor del sistema público, sino a «una organización colegial que les representa» y que «va en dirección contraria», en clara referencia al Sindicato Médico del Principado.

En el nuevo consejero, sin embargo, Pino apreció «buena disposición» y cierta «sintonía» con los sindicatos respecto a cuáles deben ser «los instrumentos para mantener el sistema sanitario público y para no abrir espacios a la privatización».

Además, según comentó Pino, en el encuentro se habló de la nueva figura de la Fundación para la Investigación Biosanitaria de Asturias (Finba), que cambiará de figura para pasar de ser fundación a instituto. «Ya tiene el visto bueno del Hospital Carlos III y focalizará la investigación en el aspecto biosanitario». En este sentido, los sindicatos se preguntan «qué se va a hacer realmente con la investigación el desarrollo y la innovación» en el seno de este organismo. Rodríguez Braga se mostró convencido de que su actividad puede suponer un «retorno económico al propio sistema».

 

Fotos

Vídeos