Asturias, acosada por más de un centenar de incendios

Así se ve el Occidente de Asturias desde Burela. /
Así se ve el Occidente de Asturias desde Burela.

Continúan activos más de un centenar de incendios, aunque su intensidad ha disminuido tras el intenso trabajo desarrollado por los servicios de extinción y por la lluvia caída en algunas zonas | El más importante es el de El Franco, que ya ha llegado a la costa, y ha arrasado cinco viviendas | La autovía A-8 ha estado cortada casi cuatro horas | El Principado cree que la mayor parte de los fuegos son provocados | El nivel de alerta ha obligado al ejército a intervenir

DAVID SUÁREZ | RAMÓN MUÑIZ

A estas horas continúan activos en la región más de un centenar de incendios, aunque su intensidad ha disminuido tras el intenso trabajo desarrollado por los servicios de extinción y por la lluvia caída en algunas zonas.

Si las condiciones meteorológicas lo permiten, a lo largo de la mañana, está previsto sobrevolar los concejos más afectados por las llamas, con uno de los helicópteros multifunción del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), para realizar una valoración más exhaustiva de la situación.

Los responsables de los Servicios de Emergencias del Principado sospechan que la mayor parte de los focos "han sido provocados". La situación, que comenzó con treinta fuegos en torno a las dos de la tarde, la mayoría en el Occidente aunque repartidos por toda la región, se ha disparado a lo largo de la tarde, lo que ha obligado a elevar la alerta al nivel dos, lo que implica una petición de ayuda a otras administraciones del Estado.

El consejero explicó que una dotación de cien personas, 14 autobombas, 3 nodrizas y un vehículo reconocimiento de la Unidad Militar de Emergencias se desplazó a Cangas del Narcea, una de las zonas más afectadas por los fuegos. No obstante, el foco principal, según el consejero de Presidencia, se encuentra en El Franco, en Brañalivel, donde el fuego ha llegado a tener una lengua de diez kilómetros. Este incendio amenaza zonas pobladas de La Caridad y ha llegado ya a la costa. De hecho, una vientena de personas se han visto obligadas a pasar la noche en el polideportivo de La Caridad. Cinco vivienda han resultado arrasadas por las llamas y también una cuadra, de la que ni siquiera se pudieron sacar los animales que se encontraban en el interior. Por el momento, según los datos de la Administración regional, no se ha registrado ninguna persona herida por las llamas en los centros sanitarios asturianos.

El intenso humo obligó a media tarde a cortar la autopista A-8 y la carretera nacional 634, las principales conexiones rodadas con Galicia. Además, también se cortó la línea de Feve y varias carreteras comarcales de Navia. La autovía fue abierta al tráfico a las diez y media de la noche tras cerca de cuatro horas de restricción. En la N-634 el tráfico quedó restablecido pasada la medianoche.

Un total de 230 bomberos trabajan en la extinción de los incendios aunque no han podido contar durante toda la jornada con el apoyo de los helicópteros, que no han volado a causa del fuerte viente. De hecho, este ha sido uno de los elementos que más ha dificultado las labores de extinción a lo largo de toda la jornada. El fuerte viento del sur ha provocado no solo que no fuera posible apagar las llamas, sino que estas se propagasen con facilidad. La previsión es que este viento amaine durante la noche y que las lluvias del domingo puedan ayudar a controlas los múltiples focos. La región iniciaba la mañana con menos de una veintena de incendios y terminaba el día con más de un centenar. Las fuertes rachas de viento impidieron la utilización de medios aéreos. Por tres veces, según explicó el consejero, los helicópteros de extinción trataron de salir de la base y tuvieron que renunciar a ello ya que el fuerte viento ponía en peligro la seguridad de los tripulantes. Esta situación llevó al Principado a establecer un nivel de alerta en el que se puede requerir la colaboración de la Administración central.

En el occidente, el municipio más afectados es Cangas del Narcea, donde están activos un total de ocho incendios en Parada la Vieja, Villarmental, en la zona de Limeso, tres de ellos en la zona de Besullo, Riotorno que se encuentra en el corazón del Parque Natural Fuentes del Narcea, y el fuego más importante se encuentra en Tabladiella entre los municipios de Tineo y Cangas. El alcalde de Cangas, José Víctor Fernández, ha puesto, hace unas horas, a disposición de los bomberos los efectivos de Protección Civil y Policía Local. El alcalde cangués se mostró preocupado por la situación de los incendios, que "por el momento no afectan a ninguna población, pero estamos pendientes del viento, que puede ser cambiante".

En Villayón está activo un incendio que comenzó ayer a las 21:30 horas, entre Busmente y Parlero. En este incendio están participando para su extinción bomberos de los parques de Barres, Luarca y Pravia, así como dos cuadrillas forestales. Aunque por el memento no afecta a ninguna población, el fuego está acabando principalmente con monte bajo, pino y eucalipto. Además, el pueblo de La Cabana, en El Franco, ha sido desalojado.

En el municipio de Tineo los fuegos que están activos son el de Villamou, Torayo y Tabladiella, unos incendios que podrían empeorar debido a la situación seca del terreno, y a las fuertes ráfagas de viento, que superan los 100 kilómetros por hora. También están activos un incendio en Valdés, y otro en Allande.

Podemos, que a través de un comunicado mostró esta noche su apoyo al Gobierno regional, desveló el contenido de una conversación con el consejero de Presidencia en el que, según explican, los medios humanos se revelaron insuficientes. El protocolo de extinción de incendios implica, según explica esta formación, "que acudan tres efectivos de bomberos a cada fuego, pero sólo están yendo uno u dos, en función de las características del incendio. Actualmente, los auxiliares de bombero están participando en las tareas de extinción para reforzar los equipos. En consecuencia, muchas unidades no cuentan con el apoyo de auxiliares". Por parte, el consejero de Presidencia ha asegurado que el dispositivo contra incendios del Principado "está trabajando al cien por cien de su capacidad", con el objetivo prioritario de "salvaguardar la vida de las personas y sus bienes".