«La asamblea fue reflejo de la situación: un despropósito»

Emilio Losa, segundo por la derecha, junto a Alfonso Román López en la asamblea celebrada el pasado viernes. /
Emilio Losa, segundo por la derecha, junto a Alfonso Román López en la asamblea celebrada el pasado viernes.

El sector crítico del Colegio de Enfermería señala que los presupuestos fueron rechazados por «la gestión oscurantista»

OLAYA SUÁREZ

«Lo vivido en la asamblea, convocada con toda clase de triquiñuelas para que la gente no acudiese, fue un reflejo más de la situación que se vive en el Colegio: un despropósito». Marcos Lastra, portavoz de la Asociación Enfermería de Asturias, calificó de esta forma la reunión ordinaria del Colegio de Enfermería, celebrada el viernes en Oviedo y en la que se rechazó, un año más, la aprobación de los presupuestos de la entidad, presidida desde hace más de dos décadas por Emilio Losa, imputado por presunta apropiación indebida desde hace más de un año.

Ni las 1.600 firmas solicitando una moción de censura, ni tampoco los abucheos de la mayoría de los asistentes a la asamblea, sirvieron para que Losa reconsidere su postura y abra el procedimiento «en tiempo y forma» para elección de una nueva junta directiva. «Como presidente puedo contratar a quien considere, sea familiar o no», espetó antes de la reunión para justificar la adjudicación de trabajos a miembros de su familia con los fondos del Colegio.

«Ni supieron ni quisieron dar explicaciones sobre las partidas presupuestarias del último año, por lo que, una vez más, las cuentas no fueron aprobadas y por lo tanto seguirá prorrogado el presupuesto», dijo Lastra, quien considera que existe una «muy mala gestión oscurantista por parte de la Junta». Entre otros aspectos, la Asociación Enfermería de Asturias asegura que Losa multiplicó por veinte el gasto destinado por el Colegio de Enfermería a la elaboración, publicación y distribución de su revista colegial 'Impulso'. Pasó de 11.800 a 237.000 euros y corre a cargo de la hija del presidente.

El sector crítico lamentó que, «por primera vez», los accesos al salón en el que se celebró la asamblea ordinaria «estaban regulados por dos guardias de seguridad, que, al parecer, debieron de ser pagados por el Colegio con las cuotas que nosotros abonamos». Para trabajar, todos los enfermeros deben estar colegiados en una institución inmersa en el conflicto y la investigación judicial.

 

Fotos

Vídeos