El PSOE pide que se retire la reválida de sexto porque «la LOMCE será derogada»

Pedro Sánchez registra en el Congreso una iniciativa parlamentaria para abolir la ley y aprobar una normativa básica de Educación

REDACCIÓNMADRID / GIJÓN

El PSOE pidió ayer al Gobierno en funciones que no implante la reválida de sexto de Primaria, que debe comenzar por primera vez este curso, porque la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) será derogada y se debe evitar que las «consecuencias indeseables» de esa prueba lleguen a la comunidad educativa. Así lo aseguró ayer el secretario de Educación del PSOE, José Miguel Pérez, quien señaló que se trata de unas evaluaciones que «nos alejan de los avances pedagógicos» y suponen una «antigualla que nos retrotrae a un sistema educativo anterior a 1970».

Según datos del Ministerio de Educación, la primera convocatoria de la evaluación de final de etapa de Primaria sería realizada por 481.375 alumnos que cursan actualmente sexto en casi 14.000 centros docentes, tanto públicos como privados. La partida recogida, inicialmente, es de más de 1,4 millones de euros.

Pérez apuntó que el Real Decreto que regula esta medida «no cuenta con el consenso imprescindible» y que ha sido recurrido por varias comunidades autónomas, entre ellas, Asturias. El propio consejero de Educación del Principado, Genaro Alonso, señaló que esta prueba -orientada a evaluar las competencias lingüística, matemática y de ciencia y tecnología, y sin efectos académicos (no condicionará el acceso a la ESO)- «solo pretende crear rankings, con centros de primera categoría y de segunda, lo que suponer pervertir el sistema». En varias ocasiones ha expresado su rechazo «porque choca con el proceso de evaluación continua».

Por todo ello, el PSOE ha reivindicado un curso escolar 2015-2016 «sin reválidas para que los alumnos, sus familias, el profesorado y los centros docentes no la padezcan ni afecte de forma negativa al calendario escolar». Hace, por tanto, extensiva su petición a la evaluación que se hace en tercero de Primaria, que ya se llevó a cabo el curso pasado. No fue el caso de Asturias, cuya consejera entonces, Ana González, alegó disponer de un plazo de dos años para acomodarse a la LOMCE

Desde el punto de vista del grupo parlamentario socialista, «la utilidad para el conocimiento y mejora del sistema educativo no está en absoluto garantizada».

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, registró ayer por la mañana en el Congreso una batería de iniciativas parlamentarias «para el cambio». Entre ellas, una proposición no de ley para derogar la LOMCE y aprobar una Ley Básica de Educación, y otra para suspender el calendario de implantación de la norma actual.

La iniciativa tiene lugar después de que la Confederación de Sindicatos de Trabajadores de la Enseñanza solicitara, un día después de las elecciones generales, la abolición de la LOMCE, «porque éste es el compromiso explícito adquirido por la mayoría de los partidos políticos si el PP no obtenía la mayoría absoluta». También entonces hablaba de aplazar, mientras tanto, las reválidas y las programaciones. En este sentido, anteayer, docentes de 20 institutos de Asturias volvieron a solicitar una moratoria para que los exámenes del tercer trimestre no se hagan según la LOMCE, sino como hasta ahora, en función de la LOE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos