«Sanidad no ha tomado medidas de sentido común para solucionar las listas de espera»

Andrés Ron Vilanova, diputado de Podemos. /
Andrés Ron Vilanova, diputado de Podemos.

Diputado de Podemos

LAURA MAYORDOMO

Andrés Ron Vilanova (Oviedo, 1987) aspira a presidir la comisión de investigación sobre las listas de espera sanitarias que se constituirá esta mañana en la Junta General del Principado. Un órgano de control que, calcula, se extenderá hasta el verano y al que, en próximas fechas serán llamados médicos, técnicos y políticos para aclarar qué ocurre con las abultadas demoras en la sanidad. Entre los comparecientes estarán, entre otros, el actual consejero de Sanidad y su predecesor en el cargo.

131.118 asturianos en lista de espera. ¿Tiene difícil solución?

Las listas de espera son un fenómeno complejo. Aunque podrían considerarse un síntoma, en realidad son un trastorno importante en sí, pero que nos permite ir aportando soluciones para que el conjunto del sistema funcione mejor. La solución pasa por eso, por reordenar los recursos para que el rendimiento sea mayor. La resolución de las listas de espera es el punto de partida a muchas soluciones dentro del sistema sanitario asturiano. Por eso es nuestra prioridad.

Hablan de cifras maquilladas, falseadas. ¿Por qué?

No se conoce con precisión los criterios de recuento de listas de espera que se llevan a cabo. De hecho, creemos que en las proximidades de los recuentos se producen fenómenos de entrada y salida de lista. Por ejemplo ofrecer a un paciente una intervención en otro centro y que éste la rechace para que eso suponga su salida temporal de la lista de espera y, en ocasiones, que su contador se ponga a cero. En la comisión preguntaremos a los profesionales que se encargan de gestionar estas citas si esto verdaderamente ocurre.

¿Qué plantea Podemos?

Que se mida el tiempo real, que cuando se conozca la fecha de resolución de un procedimiento de un paciente ése sea el tiempo de espera. Porque la demora media no representa el tiempo de espera real, es un parámetro que distorsiona porque solo contabiliza lo que las personas en lista de espera llevan esperando en un momento dado. Además, hay que tener en cuenta la preespera o espera no contabilizada. Es decir, el tiempo que transcurre desde que se solicita un estudio para un paciente hasta que se le asigna la cita. Y se debería valorar la posibilidad técnica de reflejar los tiempos de espera agregados.

El problema de las listas de espera ¿es sólo achacable a la Administración?

Es la que tiene la responsabilidad de ordenar la atención sanitaria y decidir en qué invierte. Y lo que vemos es que nunca incluye entre sus prioridades una ordenación del sistema sanitario desde la base, o una gestión del personal más racional, sostenible, menos precaria. Todo esto está muy relacionado con la gestión que se hace de los pacientes. Una atención primaria con una mayor capacidad de resolución evitaría la generación de infinidad de espera. Un sistema mal planificado y mal estructurado es un sistema que va a funcionar de forma no sostenible, tendiendo a unos mayores niveles de derivaciones, a un mal uso de los recursos sanitarios, al abuso de las urgencias por la imposibilidad de los médicos de primaria de resolver los casos por el propio desborde de sus consultas... La consejería no tomó ni una sola de las medidas que son de sentido común para la resolución de las listas de espera.

¿No existen factores externos?

Los factores externos no justifican lo suficiente el desborde actual de las listas de espera.

La comisión de investigación que hoy se constituye en la Junta a instancia de su partido contó con el rechazo del PSOE y la abstención de IU...

El PSOE se niega a reconocer los errores crónicos en la gestión de los recursos sanitarios en la última década y sobre todo no entiende que en Asturias ahora mismo la sociedad demanda unos niveles de transparencia y rendición de cuentas a los que no estaban acostumbrados. La abstención de IU se enmarca en el seguidismo a las políticas del partido socialista que estamos viendo a nivel parlamentario.

¿Aspira a presidirla?

Tomamos la iniciativa, se lo planteamos al resto de grupos y estamos esperando un acuerdo que, en principio, creemos que se alcanzará hoy. No teníamos claro los otros dos puestos de la mesa, pero ningún grupo manifestó su oposición a que nosotros la presidiéramos.

¿Quién comparecerá en ella?

Los responsables de la planificación y gestión sanitaria, desde la parte más política a la más operativa. Tenemos en mente varias personas, pero no desvelaremos los nombres hasta que estemos en el proceso de solicitud de comparecencias.

¿Citarán al exconsejero Faustino Blanco y a Francisco del Busto?

Probablemente formarán parte de la solicitud de comparecencias de todos los grupos.

Esta comisión de investigación habrá sido un éxito si...

Si logramos detectar los puntos de oscuridad en el proceso de registro y publicación de datos, podemos salir con propuestas para subsanarlos y que se fijen unos criterios homogéneos tanto de inclusión en las listas de espera como de recuento y de transmisión de esa información a la población. En cuanto a la búsqueda de soluciones, habrá sido un éxito si, dentro del diagnóstico de las causas, coincidimos y alcanzamos un consenso sobre las políticas a desarrollar para la resolución de las demoras.

¿Se resolverían con más trabajo del personal sanitario?

No es necesario que el personal sanitario trabaje más horas. Nosotros decimos precisamente lo contrario. No es de recibo que además de su jornada ordinaria se le imponga jornada extra por la tarde. Lo lógico sería, de forma negociada, ofrecer sustituir una parte pequeña, no más de un 10% de la jornada de la mañana, por jornada de tarde, pero sin que eso requiera trabajar por la mañana.