Fomento arreglará la autopista hasta el inicio de la del Huerna

Fisuras a medio suturar en el ramal de la 'Y' hacia la A-64. /
Fisuras a medio suturar en el ramal de la 'Y' hacia la A-64.

Los técnicos avisaron en 2012 de que el deterioro acumulado afectaba ya «a la seguridad de la circulación y a la comodidad»

RAMÓN MUÑIZ

Grietas, firmes descarnados, baches que hacen saltar a los 74.008 vehículos que diariamente circulan por la zona... El deterioro acumulado en la autovía Ruta de la Plata (A-66) desde el enlace de Paredes y hasta Campomanes lleva años motivando quejas de los usuarios de las que el Ministerio de Fomento era perfecto conocedor. En mayo de 2012, los ingenieros de su Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias elevaron a la sede central una petición para que se analizara la conveniencia de hacer un fuerte desembolso con el que reparar la zona.

Los funcionarios asturianos advertían de que, «una vez realizadas diversas campañas de inspección visual y de auscultación de firmes, resulta necesario acometer una rehabilitación superficial del firme, ya que el deterioro de éste afecta a la seguridad de la circulación y la comodidad del usuario». Las fotos que acompañan esta información proceden de aquel informe.

El ministerio se ha tomado su tiempo para abordar el problema, preparar el proyecto y licitarlo, pero por fin, cuatro años después del aviso, ya lo tiene todo listo. El pasado 28 de marzo la madrileña Altec, Empresa de Construcción y Servicios S. A. suscribía el contrato que le obligará a ponerse manos a la obra durante diez meses. El encargo salió a licitación por 5,5 millones, pero como el único criterio de selección era el precio, la pugna entre los 53 aspirantes ha rebajado la factura final hasta los 3,3 millones.

Los accesos a Oviedo también

Su ámbito de actuación comenzará en la propia 'Y' a la altura de Lugones, en el enlace de Paredes (que permite acceder a Parque Principado y a la autovía A-64), seguirá por toda la ronda de Oviedo incluidos sus tres accesos principales (A-66a, O-11 y O-12), y se prolongará hacia el sur pasando por los túneles del Padrún, Mieres y Lena, hasta terminar en la bifurcación que permite al conductor optar por la autopista del Huerna (A-66) o el puerto de Pajares (N-630). En total, son 86,4 kilómetros de firmes para reparar, troncos y ramales incluidos.

El mal estado de la zona en la que se operará resulta comprensible: la capa de rodadura en algunos puntos data de 1984, es decir, lleva más de tres décadas soportando los mayores tráficos de la región sin refuerzo alguno. Solo durante 2013 la Demarcación se vio obligada a practicar 54 parcheos de urgencia. Como Fomento seguía sin contratar la solución definitiva, en octubre del pasado año aplicó una nueva capa de aglomerado al viaducto sobre el polígono del Espíritu Santo, trabajos que ocasionaron importantes retenciones entonces.

Los inconvenientes para el tráfico amenazan con ser una constante de este año. Después de los arreglos ejecutados el mes pasado en la 'Y' (primero a la altura de las gasolineras de Robledo y, después, en el embalse de Tacones), Fomento está pendiente de organizarse con el contratista para lanzar esta campaña de saneo, que también exige el corte de los carriles objeto de actuación. Por de pronto la idea es segregar los trabajos en dos turnos: las reparaciones entre el enlace de Paredes y la ronda de Oviedo se ejecutarán en horario nocturno; desde el acceso sur hasta Campomanes los trabajos se realizarán de día. Todas las labores se desarrollarán de lunes a viernes, evitando los fines de semana, como exige la Dirección General de Tráfico.

47.500 toneladas nuevas

Las obras emplearán a entre 12 y 15 operarios y tendrán dos modalidades. En los firmes que muestran más grietas y desperfectos, las cuadrillas de Altec procederán a un fresado de seis centímetros de espesor en troncos y ramales, y de cuatro en viaductos y túneles; el material retirado se sustituirá con mezclas bituminosas en caliente. Allí donde la capa de rodadura tiene menor desgaste, la empresa se limitará a extender a lo ancho de toda la calzada una o dos capas de microaglomerado en frío.

El proyecto constructivo calcula que, en total, serán algo más de 47.500 las toneladas de betún asfáltico, hormigón y microaglomerado nuevo las que habrá que emplear. Además está previsto el repintado de 200 kilómetros de marcas viales. El objetivo con el firme levantado es que no muera en un vertedero, y sea reciclado en próximas obras. Con los arreglos de la 'Y' y los que ahora continúa por la A-66 Fomento aspira a restituir la situación de su red en Asturias, tras años de recortes en las partidas dedicadas a su conservación ordinaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos