Los asturianos, los más insatisfechos del país con las listas de espera

Profesionales de enfermería celebraron ayer su día con diversos actos, uno de ellos, en el HUCA. /
Profesionales de enfermería celebraron ayer su día con diversos actos, uno de ellos, en el HUCA.

El Barómetro de 2015 revela que el 57% de los usuarios suspende a Sanidad por las demoras, aunque da 6,83 puntos al conjunto del sistema

LAURA FONSECA

Los asturianos son los pacientes más insatisfechos del país con sus listas de espera sanitarias, que consideran excesivas. Así lo revela el Barómetro Sanitario de 2015, la encuesta elaborada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en colaboración con el Ministerio de Sanidad, que sirve para medir los índices de uso y de satisfacción de los usuarios de la sanidad pública y privada. La última oleada de este Barómetro corresponde a octubre del pasado año y sus datos fueron dados a conocer ayer por el ministerio. En esta nueva entrega, los asturianos, que tradicionalmente puntuaban casi con sobresaliente a sus hospitales y centros de salud del Sespa, aparecen como los más disconformes con las demoras con las que se encuentran, sobre todo, a la hora de operarse o someterse a una prueba diagnóstica. Más de la mitad de los encuestados, un 57,1%, suspende al sistema sanitario público por las elevadas demoras y le otorga una calificación que no supera los cuatro puntos (de un total de diez). Lo más preocupante es que un 21,3% se declara «totalmente insatisfecho» con las listas de espera, la tasa de disconformidad más alta del país y a bastante distancia, por ejemplo, de la media nacional que está en el 9,1%. Solo Navarra presenta unos índices de insatisfacción similares, con un 19,5%, pero en el resto de comunidades la insatisfacción total a la hora de valorar las demoras no supera el 10%.

Por lo demás, la puntuación que los asturianos dan al conjunto del sistema de salud repunta y llega la 6,83 puntos. Es una calificación más alta que aparecía reflejada en el Barómetro de 2014, con 6,57 puntos, pero no consigue mejorar el puesto que Asturias ocupa en el conjunto del país. En 2014 era la sexta en valoración pero en 2015 pese a subir una décimas baja al séptimo lugar. Los usuarios que mejor califican a su sanidad son los navarros, con un 7,38, seguidos de Aragón, con un 7,18 y País Vasco, con un 6,93. Hasta 2011, el Principado fue la comunidad que lideraba el ránking con la puntuación más alta en sanidad, pero en 2012 empezó a caer hasta situarse ahora en séptimo lugar.