Sonia Puente Landázuri sale elegida decana del Colegio de Arquitectos

Sonia Puente recibe la felicitación de Alfonso Toribio, anterior decano. /
Sonia Puente recibe la felicitación de Alfonso Toribio, anterior decano.

La gijonesa incorporará a su junta de gobierno como vocales a Juan González Moriyón y Ana Piquero, ambos de la candidatura de Felipe Uría

M. MORO

«Vamos a llevar adelante el cambio contando con el resto de candidaturas, aunque nos hayan elegido a nosotros para liderar ese cambio». Sonia Puente Landázuri salió ayer elegida nueva decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias. Gijonesa de 44 años, aunque con residencia fijada en Oviedo, es la primera mujer en la historia que gobernará la entidad que agrupa a los titulados superiores que ejercen actualmente su profesión en la región.

La nueva decana vivió en Gijón hasta los 18 años donde fue alumna del Colegio de la Inmaculada y del Instituto de Bachillerato El Piles. Estudió la carrera en La Coruña y cursó el doctorado en la Universidad Europea de Madrid. Proviene del mundo de la empresa y su trayectoria profesional ha estado vinculada los últimos años a Sogepsa, sociedad en la que solicitará una excedencia para centrarse en esta nueva etapa al frente del Colegio de Arquitectos.

También ejerció como vicedecana y vocal de Urbanismo y Medio Ambiente cinco años en el equipo de Alfonso Toribio, pero presentó su dimisión el pasado mes de enero por discrepancias con el proyecto colegial del anterior decano.

Puente Landázuri incorporará como vocales a su junta de gobierno a Juan González Moriyón y Ana Piquero, ambos de la candidatura de Felipe Uría, que obtuvieron un gran número de apoyos merced al sistema de lista abiertas. El resto del equipo de la decana hasta nueve miembros lo conformarán el avilesino Marcos de Balbín (secretario), la arquitecta municipal de Siero María José Fernández (tesorera), Paula Fernández, Laura López, Carlos Fuentelsaz y José Ramón Puerto. Moriyón y Piquero ocuparán los puestos de vocales en principios reservados para Andrés Hernández y Marc Furnival.

De los 860 colegiados votaron en este proceso electoral, el más competido de la historia con cuatro candidaturas, 358.

Sonia Puente convenció a la mayoría de colegiados que ejercieron su derecho a voto con un programa que incide en la formación, la participación activa en red (con comisiones y grupos de trabajo abiertos), una menor jerarquización de la estructura colegial y la búsqueda de nuevos espacios de actividad en una época de crisis y de cambio en que una titulación superior no es condición suficiente para garantizar el ejercicio digno de la profesión de arquitecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos