Medicina y Biotecnología atraen a las mejores notas

Medicina y Biotecnología atraen a las mejores notas

Además de ser aplicados con los libros, pintan, tocan instrumentos, sacan tiempo para el ocio y hablan varios idiomas. La mayoría son chicas.

MARCOS MORO

Medicina y Biotecnología triunfan entre las preferencias de los alumnos con las mejores notas en la última Prueba de Acceso a la Universidad (PAU). También les seducen las Matemáticas, la Física, el Derecho, la Administración de Empresas, la Economía bilingüe, las Relaciones Internacionales y la Traducción e Interpretación.

De los diez alumnos más destacados en estos exámenes, siete son mujeres y tres hombres. Y la mitad de ellos se plantean o tienen decidido ya estudiar la carrera fuera de la Universidad de Oviedo para formarse y también para empezar una nueva etapa lejos del confort familiar de sus hogares en el Principado.

El denominador común de todo ellos es que además de ser muy aplicados con apuntes y libros, que lo son, tienen inquietudes artísticas, saben tocar instrumentos y tienen educación musical. Y por si fuera poco también sacan tiempo para salir con los amigos y desconectar de los estudios con sus aficiones. Y todos sin excepción tiene un nivel hablado y escrito de inglés casi de nativo y están aprendiendo en la mayoría de los casos un tercer idioma.

En cuanto a los centros educativos de donde salen las calificaciones más brillantes se reparten prácticamente por igual entre institutos y colegios privados y concertados. La nota más alta de la PAU en Asturias de este año es el 9,9 de Claudia Viescas, alumna del colegio internacional de Meres, en Siero. «No me considero ninguna superdotada ni cerebrito. Lo que sí soy es muy organizada, disciplinada y constante en los estudios», explica esta alumna ovetense de 18 años, que tiene decidido estudiar Medicina en la Universidad Complutense de Madrid. Allí tiene estudiando a una prima con la que siempre ha querido coincidir, pero la vocación sanitaria también le tira, explica, por una tía suya que trabaja en Mieres. La nota de corte es un 12,7, lo que para ella no es ningún problema porque tiene un 13,7.

Claudia tiene nivel 'advanced' de inglés, estudia francés y este verano tiene entre sus objetivos sacarse el carnet de conducir. Anoche celebró su 9,9 en la PAU con sus amigas del Meres saliendo con ellas de marcha por Oviedo.

Dos de las diez notas más brillantes de la última PAU, Alicia Oliveira (9,864) y Pablo Ruiz de la Peña, (9,814) son ovetenses y pareja sentimental. Toda una convergencia. Otra es que ambos estudian chino en la misma academia de Foncalada. También comparten la decisión de querer seguir teniéndose cerca el uno del otro y de estudiar la carrera en casa. Las diferencias estriban en que ella estudió en el colegio concertado de Las Teresianas y él en un centro público, el IES Pando.

Alicia se decanta por estudiar el doble grado de Derecho y Administración y Dirección de Empresas (ADE) y Pablo prefiere el grado de Economía bilingüe en inglés. Ella no tiene muy claro por donde encaminar su futuro profesional. No le importaría formarse fuera pero para acabar recalando en Asturias. Él, en cambio, que domina el inglés y el italiano, y se ve trabajando pasados unos años en el extranjero, porque lo que le atrae dice, es «la economía mundial y las finanzas internacionales».

9,85, la más alta de Gijón

El gijonés que consiguió la nota más elevada (9,85) es Sergio Junquera, alumno del IES Rosario Acuña. Vecino del barrio de Pumarín explica que tiene muy claro lo que quiere estudiar: el doble grado de Matemáticas y Físicas en la Universidad de Oviedo. Asegura que su forma de vestir y sus intereses no concuerdan con el estereotipo del 'nerd' de la popular serie 'Big Bang Theory'. Eso sí, el único punto en común que tiene con Sheldon Cooper y compañía es su afición por los videojuegos, que compagina también con la música y la lectura. Reconoce que no es mucho de salir por la noche y que la clave para preparar la PAU, en su caso, fue «saber optimizar el tiempo de estudio».

Sergio está muy orgulloso de la educación recibida en el IES Rosario Acuña, donde destaca que hubo un 100% de aprobados en la PAU y «el que menos sacó» fue un 4,6.

Gijonesas como él son Mar Gómez y Andrea Pérez, ambas con la misma nota (9,814). La primera quiere estudiar Traducción e Interpretación en Salamanca y ambiciona ser novelista. La segunda Biotecnología en Oviedo, porque su sueño es dedicarse a la investigación genética en la línea de los descubrimientos de la primera oveja clonada, Dolly.

Celia Fernández Brillet, alumna del IES Aramo, duda entre estudiar medicina en Oviedo o Ingeniería Biomédica en Madrid. Hija de un matemático profesor universitario, vivió dos años en California y habla francés. Este verano trabajará como voluntaria en una protectora de animales.

Los ovetenses Ignacio Lájara y Patricia Aguilar dudan sobre la carrera. Él desoja la margarita entre el grado de Física y matemáticas y Biotecnología, mientas ella se debate entre Física o una Ingeniería, aunque su aspiración es estudiar Nanociencia en la Autónoma de Barcelona. La única avilesina en la lista de diez es Cristina Molina y se establecerá los próximos años en Madrid para estudiar Relaciones Internacionales Quiere aprender chino y árabe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos