La revisión del mapa escolar puede abrir nuevos centros integrados

O. E. GIJÓN.

Cuando llegue la anunciada revisión del mapa escolar asturiano será el momento de analizar, también, la situación de la Formación Profesional en Asturias. «Hay que adecuar la oferta a la realidad productiva», dice el consejero de Educación. Y, frente a la situación del ciclo de Infantil, en el que se prevé la supresión de unidades e incluso el cierre de algún centro, en FP quizás haya que ir hacia todo lo contrario. «La revisión puede conllevar la creación de algún centro integrado de FP». Ya hay algunos municipios que han hecho pública la demanda. Mieres es uno de ellos, señala Alonso.

Quizás la solución sea «implementar la oferta formativa que ya tenemos», siguiendo la línea adoptada con la FP Dual, que ha trascendido de los centros integrados, que son solo ocho, para llevarla a todos los institutos y también a los centros concertados. «Todo esto tendrá que estar reflejado en el nuevo mapa escolar», explica Genaro Alonso.

En el balance de su primer año de legislatura, el consejero destaca la «apuesta fuerte» por la FP, entre otras cosas con la «creación de una Dirección General de Enseñanzas Profesionales, que no existía». Además, señala los convenios firmados con diversas empresas para la formación del profesorado, el último de ellos, con Siemens, donde una veintena de profesores de las ramas de Electricidad, Mecánica o Mantenimiento podrán realizar el próximo curso una estancia para conocer las últimas tecnologías que aplica la multinacional alemana. Durante la firma de ese convenio, el consejero anunció que había otros cuatro en cartera, del área de Servicios e Industria. El objetivo de la consejería es poder «abrir otras vías de colaboración con las empresas».

En este curso que ahora termina, un total de 15.047 estudiantes han cursado alguna de las modalidades de Formación Profesional en Asturias, de los que 2.800 la realizan a distancia.